Jaime González

«Ahdhd vncis dtuiman republia Catalunya»

«Ahdhd vncis dtuiman republia Catalunya»
Jaime González. PD

La fórmula de juramento empleada por Robert Masih i Nahar para tomar posesión de su cargo como nuevo senador de ERC ha quedado plasmada en un sobrecogedor documento sonoro cuya audición, un día después del solemne acto en la Cámara Alta, todavía provoca escalofríos.

El indio Masih, originario del Punjab y fundador de la muy subvencionada federación catalana de críquet, juró en un idioma ignoto. Los más reputados filólogos no terminan de ponerse de acuerdo; unos defienden que fue una mezcla extraña de arameo, picto y akkadio, y otros que recurrió a una lengua muerta de la que no existen referencias.

Lo que dijo el indio independentista catalán -algo así como «ahdhd vncis dtuimam republia Catalunya»- sigue siendo un misterio. Pío García-Escudero, presidente del Senado, le preguntó dos veces antes de rendirse a la evidencia: aquello parecía un caso típico de xenoglosia, fenómeno paranormal por el cual un individuo se arranca a hablar en una lengua que le es completamente extraña provocando el canguelo de la audiencia.

Un ejemplo de xenoglosia es el de la niña de «El exorcista», cuando el padre Karras pregunta a la supuesta entidad que había poseído el cuerpo de Regan y el demonio le responde en latín con un vozarrón que mete miedo.

¿En qué idioma juró su cargo de senador Robert Masih? No se sabe, pero da lo mismo, porque el presidente de la Cámara le dio la enhorabuena y prefirió quitárselo de en medio antes de decirle: «Mire usted, señor Masih, jure como quiera, pero que al menos se entienda».

En aras del consenso -qué hermosa es la voluntad de diálogo- el senador indio independentista de ERC tomó posesión de su cargo sin necesidad de hacer rotar su cuello como hizo la supuesta entidad maligna que se apoderó del cuerpo de Regan. Pío García-Escudero no es el padre Karras y le dio la bendición por si las moscas.

La escena vivida en el Senado completa la semana grande del surrealismo catalán, muestra de la vanguardia político-cultural en la que está instalada el soberanismo: Mas y sus consejeros en el banquillo; Puigdemont haciendo el indio como Masih i Nahar, y Luis Suárez quejándose de los árbitros después de que al Atlético le anularan un gol constitucional sin posibilidad de recurso.

«Ahdhd vncis dtuimam republia Catalunya».

¡Vade retro! [ESPAÑA]

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído