Juan Pablo Colmenarejo

El PSOE frente a Sánchez: Si ‘Pedremos’ gana, se acabó la legislatura

El PSOE frente a Sánchez: Si 'Pedremos' gana, se acabó la legislatura
Juan Pablo Colmenarejo (COPE). PD

El bienio negro del sanchismo ha dejado al PSOE tiritando y a la intemperie. La candidatura del ex secretario general en las primarias de mayo ha encendido las alarmas apagadas con su derrocamiento.

Si Sánchez gana, se acabó la legislatura. Habrá una involución y por lo tanto el programa de Podemos que Sánchez lleva cosido en la solapa partirá el PSOE.

Sánchez empezó su carrera diciendo que el PSOE no podía ser Podemos. Ahora trata de rehacerse del descalabro de octubre con un programa que ha escrito Tezanos pero que parece de Monedero.

El PSOE será una purga si consigue volver. Una derrota del PSOE que quiere ser Podemos será un alivio general pero también dejará rencor y una fractura generacional difícil de suturar.

Tanto Javier Fernández como Susana Díaz tratan de recuperar un discurso clásico de socialdemocracia europea. Pero tienen el problema de que sus votantes se han escorado un poco más si cabe tras dejar paso a Rajoy con la abstención. Díaz habló ayer de Andalucía pero sobre todo de España y de la igualdad de oportunidades de todos los españoles.

Fernández trazó un excelente discurso de político adulto y maduro, que falta nos hace por la izquierda: «Tanto mercado como sea preciso y tanto Estado como sea necesario».

Tiene el presidente asturiano el beneplácito del votante del PP desde el primer día. No alarma su petición de equilibrar crecimiento e igualdad. El intervencionismo del Estado es para el PSOE una convicción y para el PP una conveniencia.

El presidente de la gestora es en este momento el líder intelectual de un partido arrasado por Sánchez. Pide a los suyos, con mucha inteligencia, una reformulación de un proyecto que «vaya más allá de los convencidos y más allá de lo que esperan los corazones de los votantes socialistas más fervorosos».

Tira con desesperación del PSOE hacia el centro aunque por supuesto va contra la reforma laboral en vigor o a favor de una banca pública tal y como está escrito en la ponencia marco del programa del próximo Congreso.

Son cuestiones que el PSOE no tocaría en el poder, especialmente porque no cabe esa posibilidad en la actual Unión Europea, pero que tienen que afirmar a los cuatro vientos para sujetar a la clientela fiel.

De igual forma, el PSOE de Fernández y Díaz escribiría el mismo decreto liberal para los puertos porque las sentencias europeas se cumplen. O hablarían por teléfono con Trump pensando en los intereses generales, bases militares incluidas.

El PSOE se enfrenta en las primarias a Podemos. Es el espejo que les va a poner Sánchez. Va a ser una pelea en toda regla con ruido, confusión y populismo. Como para salir airosos del envite.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído