Cristóbal Valladolid

Descamisados y descorbatados

Descamisados y descorbatados
Cristóbal Valladolid. PD

Se dice que el PSOE es un partido social demócrata, pero en realidad, el PSOE es un partido bipolar. Por una parte, no quiere parecerse al PC ni a partidos de inspiración marxista, esto es la mayoría del tiempo, cuando viste con traje y corbata,.

Por otro lado, todos lo hemos visto, en cuando los políticos del PSOE, se dirigen a sus militantes, siempre lo hacen en mangas de camisa, y por supuesto sin corbata, quieren emular a Eva Perón, madre de los «descamisados». Y además en estas ocasiones, levantan el puño, aunque los más inteligentes procuran hacerlo muy rápido y no muy por encima del hombro.

Pues bien, ahora resulta que quienes les van a votar en primera instancia, son los «descamisados», pero los mas listos, que son los que suelen estar arriba, saben que los descamisados controlan a la llamada militancia, -unos 180.000 con cuotas de 3 euros al mes menos los descuentos-, a la que necesitan para ser candidatos, pero también saben que el voto de la militancia es irrelevante en el computo electoral.

El extremismo, aunque mejor que antes, no se vende tan bien en España en nuestros días. Cuando Pablo Iglesias se juntó con IU, esperando sumar los votos de ambos partidos, el efecto fue el contrario, la inmensa mayoría no quiere una izquierda radical.

Sin embargo el perdedor por excelencia, el que ha dado al PSOE las mayores derrotas desde el cambio de régimen, se ha quitado la corbata y se ha ido a conquistar a los descamisados, por los pagos de España, con el puño en alto, y lo mas alto posible, y cuadrado y firmes, para que quede claro en la foto.

Y parece que le está funcionando, promete radicalismo, asociación con Podemos, y sobre todo, leña a la llamada derecha, que en realidad lo único que tiene de derecha es que van mas a misa que los de izquierdas. De hecho, esta «derecha», nos ha puesto más impuestos que nadie, incluso a las quinielas y al sol.

Los que están arriba, los más listos saben que esto no les va a aupar en las próximas elecciones y están aterrorizados, pero el tal Sánchez quiere su oportunidad, es el rey del «yo», todo lo demás le importa un pito. No solo si desaparece el PSOE, sino incluso España.

Malditos partidos, al final va a tener razón el gallego: Los partidos siempre han sido la ruina de España.

Y los de ahora más que nunca. Al tiempo.

No es broma

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído