Antonio Burgos

Noventa velas: «Elcano» es un joven muchacho de la mar

Noventa velas: «Elcano» es un joven muchacho de la mar
Antonio Burgos. PD

DICEN que es el decano de los buques de la lista de la Armada, y que su nombre burocrático es el «A-71». Y que es el buque-escuela de la Armada Española. Que su nombre es «Juan Sebastián de Elcano».

Y ni que decir tiene que el más hermoso bergantín-goleta que surca los mares. Aun siendo certísimas todas las anteriores afirmaciones, lo que le gente no sabe es que «el Chano», como le llaman familiarmente sus íntimos paisanos, es un vecino más de Cádiz. Que, como tantos vecinos de Cádiz, se tiene que buscar la vida fuera, en la mar.

Y lo que tampoco sabe la gente es que aunque aseguran que es un barco, es en realidad un poeta. No lo han visto desde la barandilla de la Alameda o desde el rediente de la muralla de San Carlos, como cantaba el coro de La Viña:

«No hay ná más gaditano/ que ver al Juan Sebastián Elcano/ cruzando por nuestra Alameda,/ con esos marineros/ agarraos al palo sin ningún miedo/ largando al fin sus blancas velas»

. Sí, «soplen serenas las brisas» o «ruja amenazas la ola», el «Juan Sebastián de Elcano» escribe solo hermosos versos sobre la blancura de sus velas. Lo acabo de descubrir viendo el bronce de la metopa de su constructor, con la fecha de su botadura, de la que el 5 de marzo se han cumplido 90 años:

«Echevarrieta y Larrinoa. Astilleros de Cádiz. 1927».

Sí, el buque-escuela de nuestra Armada, que como si recorriera todavía la Carrera de Indias al mando del almirante López Pintado va repartiendo espuma de versos por esos mares de Dios, es de 1927.

Es tan lírico, que para mí este bergantín-goleta es un poeta más de la Generación del 27, año en que se botó, y la que con todo derecho pertenece. Vamos, que por poco sale en la foto fundacional del Ateneo de Sevilla, con Lorca, con Guillén, con Dámaso, Gerardo y naturalmente con Rafael Alberti, tan marinero y gaditano como el propio buqueescuela coetáneo y compañero de generación.

A la que con los dichos pertenece con todo derecho Rafael de León, quien le prestó la pluma para que sus blancas velas escribieran el más hermoso nocturno de la mar:

«Cuando el blanco faro/ sobre los veleros/ su beso de plata/ dejaba caer».

Besos de plata a la monumental bandera de España que ondea en su proa va dando por el mundo, como embajador de nuestra Patria este «Elcano» al que le pasa como a su Cádiz natal: que por él no pasan los años.

Ni Cádiz tiene tres mil años ni «Elcano» noventa: la belleza no tiene edad. Es más, yo creo que «Elcano» es un joven muchacho de la mar que tiene enamorada desde hace 90 años a una novia que tiene ya tres mil, y que se llama Cádiz.

Dicen que el «Juan Sebastián de Elcano» arbola cuatro palos, que tienen sus propios nombres:

«Blanca» el trinquete, «Almansa» el proel, «Asturias» el mayor y «Nautilus» el de mesana. Y que esos cuatro palos largan el trapo de veinte velas con más de tres mil metros cuadrados de superficie.

¿Veinte velas? No se lo digan a nadie, porque me ha revelado en secreto desde La Caleta un popularísimo marinero en tierra gaditano que se llamaba Paco Alba, y que está allí, en su busto de piedra ostionera, viendo cómo Dios echa cada tarde la moneda de oro del sol poniente en la alcancía del horizonte de la mar.

Cuando el 12 de marzo el «Juan Sebastián de Elcano», que ha llevado el orgullo del nombre y de la bandera de España por dos millones de millas marinas navegadas, zarpe en su octogésimo noveno crucero de instrucción, al cruzar gaditanamente por nuestra Alameda, no largará 20 velas, sino que encenderá las 90 de su cumpleaños, que apagarán serenas las brisas sobre el azul de la tarta de la mar.

Este poeta flotante de la Generación del 27 seguirá escribiendo versos de España con sus blancas velas. Como Joselito decía que «quien no ha visto toros en El Puerto no sabe lo que es un día de toros» afirmo que quien no haya visto a Cádiz despedir a su novio el «Juan Sebastián de Elcano» no sabe lo que es la grandeza de la mar.

«Marinos de España, crucemos los mares» tras apagar las 90 velas de cumpleaños del buque más hermoso del mundo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído