Victor Entrialgo de Castro

Ser o no ser

Ser o no ser
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Repiten lo de divorcio pero no es divorcio porque nunca hubo boda. Entraron en el 73 cuando no tuvieron más remedio y cuarenta y cuatro años después salen cuando creen tenerlo, por culpa de un irresponsable que para reforzar su carrera política sometió a referendum una decisión semejante en un pais que hoy sigue dividido 43-42% entre quienes están en contra y a favor de pertenecer a la Unión.

Es importante el lenguaje, porque llegado el final no es lo mismo una institución de derecho privado como el matrimonio y su eventual disolución que la integración o abandono de una institución supranacional.

Ayer llegó un heraldo en avión y entregó una carta de la Sra. May al presidente del Consejo de la Unión Europea Donald Tusk. Se dan de baja. Invocando el art 50, pero por el art 33. Lo mismo de siempre. Que quieren recuperar la soberanía del parlamento británico, que la Unión es un proceso progresivo de descontento por la falta de control que los ciudadanos tienen sobre sus leyes. Y que es un experimento que dicen no funciona. Comienza el proceso del Brexit pero de momento nada ha cambiado y entre tanto culmina en octubre de 2018 la legislación europea sigue vigente en toda la Unión, incluido el Reino Unido.

Aunque haya aspectos en los que tienen razón, sobre todo en la flema y en la forma con la que los británicos abordan los asuntos políticos, aprovechando la era Trump y buscando la relación privilegiada con EEUU, los británicos quieren hacer según May «un viaje trascendental» movidos por la nostalgia de un imperio que ya no existe. O sea, lo que han venido siendo toda la vida de Dios, una isla.

Nos aguarda una negociación fuerte, de una parte por el prestigio de la diplomacia británica y porque, como siempre, querrán romper la baraja pero que siga el juego; y de otra porque octubre de 2018 es el limite y van a encontrarse, como ha apuntado el presidente de la Comisión, Juncker, algún dia se van a arrepentir, o del Parlamento, Tajani, una muy dura respuesta de Bruselas. No por venganza ni revancha sino porque es evidente y ha recordado enfáticamente éste último, no es lo mismo ser miembro de la Unión que no serlo.

La negociación va a ser dura. Veremos si los 27 reaccionan, hacen de la necesida virtud y aprovechan el Brexit para corregir los errores y profundizar la Unión. Ser o no ser tiene que tener consecuencias. Va a tenerlas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído