Cristóbal Valladolid

El choque de trenes

El choque de trenes
Cristóbal Valladolid. PD

Cualquiera que tenga dos dedos de frente y comprenda el tema de Cataluña, sabe que la única manera de combatir el independentismo pasa por parar el adoctrinamiento de los niños, de las nuevas generaciones.

Los independentistas de Cataluña han cometido un grave error, que no es otro que el de la impaciencia, puesto que con esperar que pase por las escuelas una nueva generación y que se marche de este mundo la más antigua, habrá en Cataluña un 80 o 90% de independentistas; ¿Quién para eso?

Es tan obvio, que resulta imposible que los partidos políticos no lo vean, y lo ven, claro que lo ven, sólo que estos con tal de mantener el Poder, o de conseguirlo, miran hacia otra parte, o incluso añaden leña, pensando que ellos ya no estarán en política cuando esto suceda, el problema será de otros. Una actitud miserable que muestra hasta que punto los partidos políticos son nocivos en su actitud de negociar lo que sea para mantener el Poder, aunque sepan que España se les va a ir entre los dedos.

Pero donde mejor se ve la estupidez o la ignorancia, o ambas, es escuchando en las tertulias, a esos llamados analistas que no paran de repetir que el tema de Cataluña debe arreglarse mediante el dialogo. Y yo pregunto ¿que dialogo?, ¿Qué se le puede ofrecer a Cataluña que ya no tenga?: ¿un ejército propio?, porque la emisión de moneda, que podría ser lo otro, desde que llegó el Euro, ya no la podemos dar, ni siquiera es competencia del Gobierno Central.

El problema es precisamente este; se les ha dado tanto, que ya nada queda para dar, tan solo la independencia, y ahí están con ello.

La única manera de frenar el independentismo, es parar el lavado de cerebro que se produce en las escuelas, y eso, no se consigue con dialogo, eso no lo van a devolver por las buenas, tendrá que imponerlo el Estado. Cosa fácil, aunque con cojones (o cojonas para ser correctos), porque la educación según la CE, corresponde al Estado, no a las autonomías, precisamente esta fue cedida irresponsablemente por el dichoso «dialogo», para conseguir apoyos de investidura.

Lo peor, es que el problema de Cataluña es solo el primero; en Baleares, ya hace tiempo que solo se habla catalán en las escuelas, ni siquiera el PP en la legislatura anterior fue capaz de remediarlo, ya empiezan a oírse con fuerza a los catalanistas independentistas.

Así que esos analistas, como el tal Jáuregui, Crespo, y otros que predican una solución al problema de Cataluña, mediante el «diálogo», que nos expliquen como se puede recuperar la competencia de educación «mediante el diálogo», porque está claro que sin ello, el problema no se puede solucionar, solo aplazar.

Dicen que va a haber un «choque de trenes», pues bien, sería lo mejor para España, un choque de trenes: artículo 155 de la CE y retirada de competencias, si no todas, con la de Educación basta.

No va a pasar nada; derecho de pataleo: cuatro huelgas de docentes, cuatro manifestaciones, el reproche «moral/democrático» del fascismo/populismo lila, cuatro gritos con estelada, y ya está.

Y colorín colorado….

No es broma

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído