Apuleyo Soto

El tumor de Gibraltar

El tumor de Gibraltar
Apuleyo Soto. PD

Ese grano de la Roca
que se está tragando España
desde mil seiscientos trece,
año en que se le enquistara
por las malas o las buenas
artes de la Gran Bretaña,
parece que vuelva a ser
parte de la Madre Patria
-la que nunca renunció
al fruto de sus entrañas-
si es que el Brexit le abandona
a su propia suerte y causa,
y pensándoselo bien
se sienta como que en casa.
Esperemos que el Peñón
de los monos en manada
se desate de Inglaterra
y su corte de piratas,
y se integre cuanto antes
donde tan campante estaba,
con los «llanitos» gozando
de las españolas playas
al son del cante flamenco
y al sabor de nuestras gambas.
Déjales, Teresa May,
bañarse en la mar salada
que va de Huelva a Almería
pasando por «Cai» y Málaga,
y que el barbián de Picardo
se mese entonces la barba
y con armas y bagajes
se rinda fiel a tus plantas
o a las de Isabel II,
la viejuna soberana.
Uno menos o una más
no nos importará nada.
¿Está la fruta madura
tras el Brexit? ¿La manzana
del paraíso fiscal
será al final confiscada?
¡Ay Peñón de Gibraltar,
abre la boquita, habla!

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído