Salvador Monzó Romero

Ofrenda de amor

Ofrenda de amor
Salvador Monzó

I. DEL ESPOSO

Ahogado en mi propio pesar y llanto,
A cuestas con mi suerte desde niño,
Rocé sólo por su nombre el cariño,
Ante el que hoy rindo mi canto.

Sé que tu recuerdo será mi santo
Y seña y la envoltura de armiño
Que me cubrirá hasta mi último guiño,
Cuando vuelva a ti, roto el quebranto.

De tu pronta ausencia, esa herida
Que no acaba de sangrar día tras día,
Si contigo gocé de amor la rosa,

Y que es larga sin ti la despedida,
Te doy las gracias porque esta ambrosía
Es el cariño que me has dado… ¡de esposa!.

II. DE LOS HIJOS

Nos llevaste en tu seno y nos pariste
Y nos sacaste a todos adelante…
¡Cuánto cuidado y amor durante
Toda tu vida de entrega nos diste!.

Si por y con amor nos concebiste,
Ese gran amor tan abundante
Es el que ahora, instante a instante,
Nos llena el alma, por tu ausencia triste.

Aunque te has ido, tu ausencia viva
Corre como la sangre por nuestras venas,
Por más que un dolor hondo nos taladre;

Nos iluminas viéndote arriba
Y, venciendo ahora nuestras penas,
Por encima de todo… ¡Gracias, madre!.

III. DE LOS NIETOS

Dispersos, trotones y a la deriva
El barco en que navegan nuestras mentes,
Estamos aquí ahora presentes,
Rotas las velas y el alma cautiva

En el puerto de tu ausencia viva,
Donde las olas mansas, transparentes,
De tu recuerdo muestras confidentes
Nos trae tu imagen humilde y altiva;

Estás con nosotros, siempre presente,
Con tu mirada que tan dulcemente,
Aun nos abraza, besa y acaricia

Junto a tu pecho… Y hacemos justicia
Si te comparamos a ti con la brisa,
La luz… o una flor… ¡abuela Luisa!.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído