Pedro J. Yera

Unicornios Fiscales: desvío del déficit e “impuestos verdes”

Unicornios Fiscales: desvío del déficit e “impuestos verdes”
Cristobal Montoro. CR

El Ejecutivo insiste en que España cumplirá el objetivo de déficit de 2017 fijado en el 3,1% del PIB, así como con el ajuste estructural requerido.

El Gobierno advierte de que si se produjese un desvío importante en la senda de reducción del déficit público, pondría en marcha los impuestos medioambientales y el impuesto sobre bebidas azucaradas.

Así consta en la ‘Actualización del Programa de Estabilidad 2017-2020’, difundida este sábado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.
El Gobierno insiste en que España cumplirá el objetivo de déficit de 2017 fijado en el 3,1% del PIB, así como con el ajuste estructural requerido.

En concreto, el Ejecutivo está pensando en los impuestos medioambientales y el impuesto sobre las bebidas azucaradas, que supondría una recaudación de 300 y 200 millones, respectivamente.

En sus previsiones, el Ejecutivo estima que el déficit público del conjunto de las administraciones públicas españolas se situará en el 0,5% del PIB en 2020, un desequilibrio que correspondería sólo al subsector de la Seguridad Social, ya que se prevé equilibrio en las cuentas del Estado, las comunidades autónomas y las corporaciones locales.

De esta manera, el Gobierno mantiene la senda de reducción del déficit para el periodo 2017-2019, con desequilibrios del 3,1%, 2,2% y 1,3%, respectivamente.

En cuanto a la evolución de la deuda pública, el Programa de Estabilidad recoge que este 2017 cierre en el 98,8% del PIB y que se moderé al 97,6% en 2018. Además, en 2019 y 2020 seguirá la tendencia a la baja, con ratios del 95,4% y el 92,5%, respectivamente.

A lo largo del periodo 2017-2020 las ratios de ingresos y gastos públicos sobre PIB irán convergiendo paulatinamente hasta situarse en el entorno del 39%.

En concreto, la ratio de ingresos sobre el PIB pasará del 38,3% en 2017 al 38,7% en 2020.

En política tributaria, el Gobierno estima que los ingresos por impuestos alcanzarán los 240.969 millones de euros en 2017, para subir hasta los 275.910 en 2018, los 291.697 en 2019 y los 308.612 en 2020.

Cifras absolutamente desoladoras si tenemos en cuenta los ya depauperados bolsillos españoles. Con este Gobierno de España desaforadamente vampírico y manirroto en cuestiones tributarias, la masacre fiscal siempre puede superarse.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído