Jesús Millán Muñoz

Derechos Humanos e Ideologías

Derechos Humanos e Ideologías
Jesús Millán Muñoz. PD

Ante la enorme controversia que existen en las ideologías, de un color y de otro, y en la búsqueda de si se podría encontrar un sistema teórico y práctico, aunque sea en forma de boceto para analizar o estudiar si bajo el concepto de los derechos humanos qué ideologías los respetan más y cuales menos, y cuales unos y cuales otros.

Me pregunto si el esquema siguiente, podría servir, perfeccionado y con todos los matices que quieran como un acercamiento al problema, de si una ideología equis, defiende o respeta más o mejor, los derechos humanos que otra ideología zeta, o que otra sociedad o país o Estado o cultura. En definitiva sería una especie de tests sociopolítico o sociocultural o socioideológico.

1. En filosofía de la ciencia, se indica que es un gran paso para el conocimiento humano, la cuantificación, es mejor decir que un cuerpo tiene 38º C o que tiene 23º C, que no decir que el cuerpo A, tiene más temperatura que el B.

En definitiva estamos dilucidando si una ideología o un régimen político o un sistema sociopolítico o una cultura es más o menos democrática, o defiende teórica y en la práctica más los derechos humanos, o en qué grado lo es o en qué cantidades, o en qué puntos lo es o no lo es, o saber si una democracia es más democracia o es menos, sea a nivel teórico o práctico, o si una no democracia es más o menos, de una forma más cuantitativa, etc.

Como desde joven he asistido a las controversias y polémicas y diatribas entre un régimen ideológico y todos los demás, entre unas culturas y el resto, entre todas las entidades ideológicos sociopolíticas y otras. Después de mucho pensar, lustros y décadas en esta cuestión, he pensado que quizás, el boceto siguiente podría servir, para aclarar dicha cuestión, o al menos para dar un poco de luz a este problema, teniendo en cuenta los siguientes principios:

  • 1º Principio se analizaría cada derecho universal o cada derecho humano.

En algunos casos se podría dividir en varias partes, y cada derecho subdividirse en varios.

  • 2º A cada principio, por parte de cada ideología o cada cultura o cada entidad sociopolítica, se pondría al lado, si lo admite o no lo admite ese derecho a nivel teórico.
  • 3º Principio se pondría dos clasificaciones, primero, si lo admite teóricamente, que sería el punto anterior, y en un segundo momento, si lo aplica o se permite en la práctica.
  • 4º O el mismo esquema anterior, que es sí o no, se le pondría una puntuación del 0 al 3 o del 0 al 5.

De tal modo, que de ese modo de una forma fácil de percibir y de una manera intuitiva se captaría, qué derecho se admite teóricamente, y qué derecho se admita o no se admita teóricamente, se aplica o no.

Por lo cual, al final, también se podría cuántos derechos se admiten, en cantidad, o cuántos derechos no se aplican o no se admiten. Esto en la forma de sí o no.

En la manera de cuantificación del 0 al 3 o del 0 al 5. Se podría al final, una suma de todos los derechos que se hayan analizado…

2. Creo que la idea y el concepto queda claro y evidente. Por lo cual la materialización es simple y fácil. Es cuestión de ir desarrollando y desgranando los derechos humanos de 1948 en una retícula o tabla de tal manera que se pueda valorar.

Indico la base de los derechos humanos de 1948 y cartas subsiguientes. Porque claro está, cada entidad sociopolítica o ideológica podría desarrollar una tabla muy diferente, de conceptos diferentes y diferenciados…

Pondremos un ejemplo y un miniesquema, porque un artículo periodístico no permite más extensión, pero creo que aplicando este sistema se daría mucha luz a tanta polémica y a tantos problemas, porque actualmente, cada ideología o cada régimen político o cada entidad cultural centra su discurso en un tipo o clase de derechos y no en otros…

  • 1. Todas las personas tienen todos los derechos sin distinción de color, ideología, etc.
  • 2. Todo individuo tiene derecho a la vida.
  • 3. Todo individuo tiene derecho a la libertad.
  • 4. Todo individuo tiene derecho a la seguridad de su persona.
  • 5. Nadie estará sometido a esclavitud o servidumbre.
  • 6. Nadie será sometido a torturas, ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
  • 7. Derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica.
  • 8. Todas las personas son iguales ante la ley.
  • 9. Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales…
  • 10. etc.

Si he conseguido explicar lo que intento concretizar, y si ustedes han entendido y comprendido lo que estoy redactando en estas páginas entonces:

Se iría desarrollando y desgranando todos y cada uno de los derechos humanos de la Carta de 1948. Esto lo podría realizar personas expertas y de alto nivel de formación en dicha materia… Después se iría poniendo un sí o un no, en la fila de la derecha.

Este último paso lo podrían hacer también expertos en Derecho Constitucional, también esta misma escala funcionaría como un test y cada uno, daría una respuesta, aplicándolo a una entidad sociopolítica o país-sociedad-Estado, a una cultura concreta, o a una ideología. O irse materializando en distintas entidades (culturales, sociedades, ideologías, Estados), incluido uno mismo, aplicándoselo a uno mismo como análisis moral y ético.

Al final, se sumaría cuántos sies existen en el test o estudio de la entidad que estamos analizando, y cuántos noes. Por supuesto se pueden después comparar entidades diferentes, sean sociedades, Estados, ideologías, etc.

3. La otra variedad que hemos puesto es en todo igual o similar, pero darle un valor o una ponderación, en vez del sí o no, darle una escala del cero al tres, o del cero al cinco… de menos a más.

Y también al final se sumaría el resultado total. Y se podría ver o percibir intuitivamente el derecho concreto, si se admite o, y se aplica o no, o cuánto o cómo. Y también comparar entre sociedades…

4. La realidad es que toda ideología nos venden o intentan, «tres supuestas o reales injusticias» de tal sistema, y no nos indican las cien cosas justas que esa ideología-sistema tiene o dispone o aplica. Es decir, nos manipulan mentalmente. Este es el tema de fondo, y este método o esbozo de método que aquí estamos desarrollando es intentar que no nos engañen-mientan-manipulen-distorsionen la realidad, así se vea, lo que pueda ser mejorable, pero también los objetivos conseguidos positivos, los errores y aciertos y las mentiras y verdades… Evidentemente se puede perfeccionar. Al final, esto es un modesto artículo de opinión.

5. Para terminar, puede parecer esto muy simple, o puede incluso parecer que es innecesario, o pueden pensar que evidentemente no es lo mismo un «derecho equis igual que un derecho zeta». Esto sería una discusión ad infinitum. Pero creo que este esquema-boceto-esbozo para tratar esta cuestión, creo sinceramente que daría mucha luz, daría una visión bastante aclaratoria… y, creo, que sería un comienzo de metodología, para analizar y aclararnos…

Pero también debo indicar, con cierta pena, viendo y mirando hacia atrás en la existencia, y en tantas conversaciones y diálogos en este sentido, del pasado y del presente, que al final, me temo, que unos y otros, en esta cuestión, como en los demás, tiene un componente más irracional que racional, un componente más afectivo o emotivo que racional con datos y razones, un componente más heredado de endoculturación y de heridas-traumas y educación familiar, con factores enormemente pasionales, y mucho menos en buscar la eficiencia, la racionalidad, los argumentos, los datos… en definitiva, «viva el Betis aunque pierda, y nadie como el Betis…». Paz y pan y bien.

http://soliloquios.blogia.com © jmm caminero

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído