Juan Antonio Cordero Alonso

La cota Mas

La cota Mas
Juan Antonio Cordero. PD

Hablan los montañeros, con su jerga experta, de las cotas de altura como sinónimo de los niveles de preparación, entrenamiento y alcance de sus destrezas deportivas, que exigen un alto grado de sacrificio, entrega y sufrimiento necesarios para alcanzar las grandes cimas. Creo que la sensación de plenitud tras conseguir una meta está mas relacionada con el sacrificio, riesgo y esfuerzo por conseguirlo que con cualquier otra cosa, incluido el dinero.

De forma análoga a las cotas de altura de los montañeros, podríamos hablar también de las cotas de bajura de otros oficios, por ejemplo, los políticos. Sería algo así como pautar los niveles de degradación tipo por los que pueden discurrir ciertos comportamientos. Creo igualmente que la sensación de hacer el ridículo de forma tan coherente como perseverante, es decir, sin la más mínima sospecha de que se hace, debería ser analizada y tratada por profesionales expertos de la salud mental.

En 2010 Convergencia tenía 62 Diputados en el Parlament de Cataluña, y Mas, que se había caído del caballo, vio la luz. Se hizo independentista como los de ERC y, debió de pensar, me quedo con sus votos. A ello también contribuyó el CEO de la Generalitat… que hay quien dice que está pagado por Madrit.

Motores de la propaganda al 100%. Once de Septiembre de 2012. Fiestuqui indepe bien engrasada de subvenciones y con coreografía de Corea del Norte. El 25 de noviembre, aprovechando el aquelarre y la alta moral de la tropa, elecciones al Parlament. CDC pasa de 62 a 50 escaños. Eso tenía que haber sido suficiente para corregir el tiro en cualquier persona normal, pero no lo fue.

Contrariamente a toda lógica, se ponen los motores de la agitación al 120%, redoble de tambores y corrección del tiro para el lado contrario al que indicaba el sentido común. Nuevas elecciones al Parlament. Esta vez para el 27 de Septiembre de 2015, más cerca de la fiestuqui anual del 21 de Septiembre… no vaya a ser que actúe el efecto olvido y se desaproveche la alegría de la orgía. Los voceros desgañitados y TV3 perdiendo audiencia de forma alarmante. El CEO, igualmente optimista… mientras cobre, de cobrar,… aunque como no las tienen todas consigo porque la corrupción de CDC es inocultable, se unen a los de ERC (con 21 escaños) frente a los 50 de CDC. El engendro se llamó Junts pel sí, aunque otros lo llamaron Junts pel 3%, que finalmente también se quedaron cortos.
Total… para sacar 62 con ERC, los mismos que tenía en 2010, vaya un negocio. De esos 62, se decía, 32 pertenecían a CDC y 30 a ERC, es decir otros 20 escaños perdidos, y ya suman 32 escaños menos que cuando el astuto Artur tomó las riendas de la cosa. Además la CUP pide su cabeza, que le es entregada limpiamente, y el Tribunal Superior de Jusficia de Cataluña lo inhabilita. Y Puigdemont, un don nadie, lo ningunea, y la neoconvergencia, no quiere saber nada de él.

Para las siguientes elecciones catalanas los restos de CDC, pueden sacar 15 o 17 escaños. La antigua CDC, el nombre nuevo lo encuentro malsonante por flatulento, entrega la mitad de los que tenía, es decir, otros 15. En 5 años, el insigne Mas, el astuto, el maquiavelo catalán, la inteligencia personificada, la mente más preclara de Cataluña, se ha cagado su partido, su carrera dentro de él, la carrera de todos los chorizos que traía alrededor, que no eran pocos por lo que se va viendo y ha encumbrado a Junqueras, al que pensó que se lo podía comer de un bocado. Como si fuera fácil… ¡Qué ojo!

Pienso que una trayectoria tan poco errática de fracaso, debería ser reivindicada por gentes que se consideran antinacionalistas en general y antinacionalistas catalanes en particular, como es mi caso. Me veo en la obligación moral de pedir, a quién proceda, la des-in-habilitación de Mas, es decir su habilitación. No sabemos su suelo, aunque debe andar muy cercano al 0 absoluto. Denle la habilitación por unos años más y puede que deje arreglado en tema del independentismo catalán para otros 40 o 50 años que volverán con la tabarra recurrente… mientras tengan más riqueza que la media nacional…, que el nacionalismo se mide en Euros como bien sabe el PNV.

Además de la solicitud de des-in-habilitación de Mas, en base a la insistencia de sus chulescas actitudes que jamás han desdibujado su personaje como un perfecto adefesio y en base a su afán de logro y superación de un ridículo tapándolo con otro mayor, pido que se admita a trámite un estudio semántico, preferiblemente llevado a cabo por los técnicos de la Real Academia de la Lengua, por si procediera acuñar la expresión «la cota Mas» para significar la dificultad de alcanzar niveles cercanos a los logrados por nuestro personaje respecto a estulticia, insensatez y ensimismamiento político que puede sufrir un ser humano de apariencia normal.

Es cierto que ha dejado el pabellón muy alto… pero no hay que descartar, en el futuro, que algunos/as, incluso de la misma plaza de Sant Jaume, aspiren a arrebatarle la cota máxima de ridiculez que nuestro personaje ha logrado con tanto empeño y laboriosidad. Sé que se están entrenado y la cantera es grande. Nunca se sabe…
De momento conceptos como necedad, bajeza moral, ignorancia, ausencia del mínimo asomo de sentido común y otros no correrán riesgo de desuso en nuestro parloteo político diario… del que van desapareciendo, desgraciadamente, otros como probidad, decencia, entereza o integridad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído