Santiago López Castillo

El Papa comunista no comulga con Trump

El Papa comunista no comulga con Trump
Santiago López Castillo. PD

Resulta hermoso comprobar a toda la pléyade de izquierdas de la profesión, la mía, cronometrando la visita de Trump al Papa, ellos -los colegas- que son agnósticos, nihilistas, nada creyentes pero tienen un aliado en el pensamiento: el Papa Francisco. Comunistas-populistas a rabiar, se ven reforzados porque tienen siempre en frente de sus narices al que desbarató las encuestas de la progresía: el presidente de los EE. UU., que creo es el presidente de la nación más poderosa del mundo.

Veintisiete minutos con este pontífice bonaerense, que exhibe la verborrea platense, en la que se ejercita Jorge Valdano, dolor de cabeza de los mortales que no queremos ser filósofos del Mar del Plata. Da gusto ver, no oír y callar a Benedicto XVI, un sabio de siete mil metros de razonamiento, de lo espiritual, de lo teológico al que los «progres» llaman facha, que está a favor de la vida y los Francisco, de la muerte y de los gays y lesbianas, que es lo que se lleva por el mundo.

Trump, finalmente, está soportando lo que no está escrito. Por parte de la sociedad en general y por los periodistas en particular. El otro día, un medio de comunicación norteamericano dijo que le aguardaban de su viaje por Europa y Asia porque en EE. UU. Trump debe morir tarde o temprano porque ha de ser asesinado.
Sin comentarios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído