Apuleyo Soto

El resucitado Pedro, a muerte con los barones

El resucitado Pedro, a muerte con los barones
Apuleyo Soto. PD

El Partido socialista
que Pedro Sánchez ensancha
al encontrarse a sus anchas
cual primero de la lista
(según la encuesta imprevista
del periódico El País)
es para que se hagan pis
esos memos de Podemos
que se jactan más o menos
de troncharle la cerviz.

Y es que la altivez pedrita
puede aumentar el disgusto
cuando llegue el tiempo justo
de la Rosa ya marchita
por la horda podemita
con la que topa de frente
como adversaria potente
que le logre devorar
y dejarle, ay, al azar
del voto del oponente.

Anda Pedro presumiendo
de actitud conciliadora
con los barones de otrora
pero su rabia temiendo.
Así que, si bien entiendo
y no atiende a sus razones,
o se baja los calzones
o muy mal lo va a tener.
Por eso intenta tender
una mano a Patxi el vasco
para salir del atasco
en que lo quieren meter.

¿Y qué hacer con ese Abel
Caballero entre los suyos
y con otros muchos, cuyos
poderes cuentan también?
Noches de «rosa» satén
para pensar y pensar
cómo coser y cantar
y mantener la sartén
por el mango sin fallar,
o sea, en un ten con ten.

Contentos verlos a todos
difícil parece ser;
ingenio es de suponer
para acertar en los modos
en esta guerra de godos
que se está librando a oscuras.
Muchas son las sinecuras,
pocos los puestos vacíos.
Que las tías y los tíos
recompongan sus posturas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído