Jesús Millán Muñoz

Autoterapia política

Autoterapia política
Jesús Millán Muñoz. PD

¿Es necesario que cada uno, se mire al espejo de su realidad interior, y se pregunte y plantee, por qué está situado en una ideología sociopolítica o en otra?

¿Si es pensando en su bien personal, o si es también además de lo anterior, viendo el bien común o general, intentando armonizar su bien personal individual y familiar, con el bien general y común?

¿O por el contrario su postura es casi totalmente irracional, es decir, emocional, quizás basada en heridas, traumas, que vienen heredados de padres o abuelos o por circunstancias personales muy adversas?

¿Está basada en un conocimiento eficiente y lo más racional posible de lo que nos dicen las ciencias sociales y la historia, o es simplemente, diríamos una proyección psicológica, basada en multitud de factores y variables internos, familiares, externos, etc.?

1. ¿Debemos pensar si somos racionales utilizamos el saber, el más ortodoxo posible, a nivel económico, social, histórico, psicológico, antropológico, político, etc., a la hora de la opción política o sociopolítica que hemos escogido, o creído conveniente, y por el contrario, prima en nosotros, de forma consciente o inconsciente o semiconsciente, una aptitud y actitudes que podríamos denominar irracionales-arracionales, en los que prima afectos-sentimientos-pasiones-emociones sociopolíticas, quizás debido a circunstancias personales, de distinto orden, quizás, a endoculturación familiar, debida a consecuencias-orígenes-causas-factores, por procesos o realidades traumáticas de tipo personal o familiar, heredadas durante varias generaciones…?

– ¿Puede ser muy peligroso, para el individuo, para la sociedad en general, que una parte de la población instalada en una democracia representativa de tipo occidental, con multitud de derechos, de todo tipo, personales y sociales, al menos comparado con las organizaciones sociopolíticas de hace ochenta o cien años, tanto en el mundo como en el mismo Occidente, opte sociopolíticamente, aunque tenga derecho y libertad, a opciones sociopolíticas, no totalmente acordes con la racionalidad, sino que el impulso sea en mucho grado debido a multitud de otros factores, en parte confesables, en parte inconfesables, en parte altamente morales, en parte muy deficientes moralmente…?

¿O dicho de otro modo, aptitudes-actitudes-opciones irracionales-emocionales, incluso traumáticas, personales o heredadas familiares, después se «racionalizan» de alguna manera, en aptitudes y opciones sociopolíticas, pero el origen, no es un análisis racional, del momento presente, y de las opciones más obvias, según circunstancias, según el saber ortodoxo actual, es decir los saber de la psicología, sociología, política, historia, economía, etc.?

– ¿Te encuentras en todos los estratos sociales, y en todos los órdenes de personas de diversa formación cultural, personas y colectivos, que en parte o en gran parte, diríamos que han optado por soluciones irracionales-arracionales-antiracionales en parte o en gran parte, sin tener en cuenta, el momento presente histórico, las realidades sociopolíticas verdaderas, y las soluciones que las ciencias sociales nos indican como predominantes…? ¡Y nadie se ofenda…! ¿¡Y quizás, sin darse cuenta, que con nuestro derecho al voto y nuestra libertad, poniendo a la sociedad, incluso al Estado bajo las cuerdas, bajo la espada de Damocles, en definitiva, tensando tanto la cuerda sociopolítica, que se teme pueda suceder algo, tanto por unas razones o sean por otras, por unas opciones sociopolíticas, o sean por otras…!?

¿O dicho de otro modo, nos apalancamos, en todos los sentidos en opciones sociopolíticas e ideológicas, de un color o de otro, quizás dimanadas hace un siglo o varios siglos, que apenas han modificado sus puntos de vista, sin darnos cuenta, que el mundo en varias generaciones ha cambiado enormemente…?

¿O planteado de otra manera, como analizaban algunos autores de la Escuela de Frankfurt, nos situamos en soluciones-fines en parte irracionales, pero después, aplicamos soluciones racionales, o dicho de otro modo, evidentemente, no comparable, el fin o la meta, por ejemplo, una de ellas, dada en Europa por algunas opciones sociopolíticas en el siglo veinte, era totalmente irracional, la solución final o la shoah o el holocausto, es claramente una solución-meta irracional-arracional-antiracional, antimoral-amoral-inframoral a y en todos los sentidos, pero ese fin, se llevó a cabo con medios-modos-teorizaciones-instrumentaciones totalmente racionales…? ¿Salvando las distancias, nos debemos preguntar, si nosotros, o parte de nosotros, estamos cayendo en el mismo error, estamos buscando-diseñando-creado fines-metas irracionales-antiracionales, pero los estamos siguiendo con sistemas racionales o medios racionales, incluso medios tecnocientíficos, sean basados en las tecnologías de la información, de la sociología, etc., totalmente racionales y totalmente muy efectivos y eficientes…? ¿En definitiva, dándonos o no dándonos cuenta, nos estamos asomándonos al abismo-espiral-laberinto con consecuencias impredecibles para todos o para la gran mayoría de la sociedad…?

– ¿Nos obcecamos en posturas ideológicas y políticas y económicas, en soluciones, que no tienen en cuenta, lo suficiente la realidad actual, tanto en la Península Ibérica, tanto en Europa, tanto en el Mediterráneo, tanto en el mundo…? ¿No teniendo en cuenta, el bien general y el bien común, ni siquiera el verdadero bien individual que nos interesa a nosotros, a nuestras familias, a la sociedad, a las generaciones presentes y futuras, dentro de lo que podemos prever, prever de la situación actual y de la situación a un corto y medio plazo…?

– ¿Existe multitud de medios de información-documentación actuales, fácil de observar, recoger datos y análisis, especialmente los nuevos medios informáticos y telemáticos, por tanto, con cierta tranquilidad, podemos mirar y analizar y observar, cada uno, según su cultura precedente, pero sin negar el sentido común y la prudencia y la racionalidad de todo individuo, leer-estudiar-percibir-analizar biografías de líderes, planteamientos teóricos de unas ideologías y de otras, sean de un tipo o sean de otro, historia mínima de todas esas diferentes ideologías, aunque sean a grandes rasgos, situación actual del mundo, al menos en diversos parámetros, análisis de diversas teorizaciones posibles del mundo cultural y sociopolítico, consecuencias predecibles, al menos, algunas de unas soluciones y de otras…?

– Por Dios, o por la Naturaleza o por el hombre, o por la sociedad, o por los ideales que usted tenga, mírese seria y profundamente en el espejo de su corazón más interno, y de verdad, intente reelaborar y analizar y racionalizar sus posturas sociopolíticas, y observe, qué parte es debida a heridas-traumas-sufrimientos-angustias-penas, debido a su herencia personal o familiar o su experiencia personal, y por tanto, usted está proyectando su persona y todas las soluciones, según esa situación básicamente. O por el contrario, usted tiene una postura comedida-mesurada-racional-prudente, basado en la realidad histórica actual, en la realidad futura a corto y medio plazo posible, y desde luego teniendo en cuenta, el mayor grado de verdad-bondad que las ciencias sociales nos pueden proporcionar, y teniendo en cuenta, su bien personal y familiar e individual, pero también qué posturas son mejor para el bien común y el bien general, todo basándose en los grandes principios morales y éticos occidentales, que se pueden cristalizar en los Derechos Humanos de 1948.

2. ¿Demasiadas veces, percibimos en estas semanas y meses últimos, en la Península Ibérica, recordamos el grabado de Goya, la razón crea monstruos, como si parte del país, de la sociedad celtibérica, hubiese caído por diversas razones racionales e irracionales, por distintos motivos-causas racionales e irracionales, en una especie de espiral irracional predominante, en multitud de aptitudes-actitudes personales-sociales-políticas-económicas-psicológicas-etc., de tal modo, es como si, y nadie se ofenda, nos hubiésemos vueltos medio locos, o hubiésemos caído en una «locura transitoria colectiva»?

¿Muchas veces, sentimos que el cuadro de Goya, de dos peleándose a garrotazos con los piernas metidas en la arena-tierra, sentimos y tememos que esto pueda terminar acabando en algo así…, por falta de racionalidad suficiente, en multitud de individuos-colectivos-ideologías…? ¡Me temo que se está olvidando que el mayor bien de una sociedad es la Paz, porque la paz engendra todo tipo de riquezas, y la no paz, engendra todo tipo de males y de sufrimientos…!

¡Por Dios, o por la Naturaleza, o por el Hombre, o por la humanidad o por sus intereses no repitamos los errores del pasado, especialmente en la Península Ibérica, por lo más sagrado que ustedes tengan, por sus grandes ideales que usted en su corazón alberga sobre si mismo, sobre la humanidad…, por Dios o por la Naturaleza, no volvamos a las andadas del pasado, no pongamos las circunstancias-situaciones que acabe esto como el rosario de la aurora, por favor…!

http://soliloquios.blogia.com © jmm caminero

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído