Gaspar Albertos

El complejo de Ciudadanos

El complejo de Ciudadanos
Gaspar Albertos. PD

Dice una de las acepciones de la palabra complejo que este es «un conjunto de ideas, emociones y tendencias generalmente reprimidas y asociadas a experiencias del sujeto, que perturban su comportamiento».

Y yo me pregunto ¿Qué conjunto de ideas, emociones y tendencias concurren en el partido político Ciudadanos que perturbando su comportamiento no va a apoyar una moción de censura presentada por un partido de izquierdas en Madrid al presidente de Gobierno, argumentada dicha moción en que según los firmantes de la moción el estado de corrupción generalizada así lo demanda y en el ayuntamiento de Caudete si la va a apoyar basada en una investigación judicial a la que está sujeto el alcalde de dicha localidad? Pues yo creo que tengo la respuesta a mi propia pregunta:

Oportunismo político.

No podemos negar que son dos situaciones en política muy semejantes: moción de censura en Madrid motivada principalmente por temas de corrupción y moción de censura en Caudete presentada por un asunto de prevaricación. Ciudadanos en el primer caso no la va a apoyar y en el segundo, si.

En Madrid no la va a apoyar porque sabe que está condenada al fracaso amén de que sería muy mal visto por sus electores el que con su apoyo se configurara un gobierno de izquierdas. Ante tal estado de corrupción como se dice ¿por qué Ciudadanos apoyó los últimos presupuestos generales presentados por el PP? ¿Por qué no apoyan ahora la moción de censura presentada a Rajoy? Según ellos, motivos suficientes tienen para dejar tirado en cualquier lance al Partido Popular. Algunos dirán: por responsabilidad con la gobernabilidad del estado.

Y en Caudete, creo yo que con un solo caso en los tribunales y de corte menor, ¿si que se considera por parte de Ciudadanos apoyar la moción a su alcalde? ¿Después de que desde la bancada de la izquierda se le ha dicho al concejal de Ciudadanos, no sin cierta sorna, que era «el octavo concejal del PP». Y no les ha faltado razón. Que yo sepa, prácticamente en todos los asuntos a debate el voto del concejal de Ciudadanos ha sido para apoyar el gobierno de Mollá.

¿Sólo por la presentación de una demanda acerca del incumplimiento de la ley de contratos de la administración pública, sin que nadie creo que piense que haya habido «trinque»?

No. Seguramente a este abnegado concejal le han venido calentando la oreja desde las instancias provinciales, o todo lo más regionales, de su partido (no veo ahora mismo en televisión a Albert Rivera que está asistiendo a la moción de censura en Madrid preocupado «por el caso Caudete»). Pero sí, como digo, a nivel provincial o regional le han instado para que por la máxima de la línea teórica de su partido aplique, «corrupción: abandono de apoyo».

Sin olvidar, que a aquellas instancias provinciales o regionales de Ciudadanos antes también les habrán calentado la oreja tanto PSOE como Ganemos (cualquiera lo hubiera hecho) para recordarles que «en tal pueblo» tenéis un concejal que está tapando un tema de posible corrupción: leerle la cartilla.

Así ha sido. Otra explicación no hay. Pero el que tiene que dar la cara ante electores que en ningún caso están dispuestos a facilitar gobiernos de izquierdas, sin que haya una seria sospecha de haberse sustraído fondos públicos, es José Vicente Alagarda.

Pero bueno, si así lo ha considerado, «adelante con los faroles…que atrás vienen los cargadores»

Gaspar Albertos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído