Bieito Rubido

España: Justicia imperfecta

España: Justicia imperfecta
Bieito Rubido (ABC). PD

Los jueces, que están hechos de hombres, no siempre protegen a la sociedad con sus decisiones.

Quedó demostrado cuando dejaron en libertad a 97 asesinos, una vez que en 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos modificó la doctrina Parot con carácter retroactivo, y salió a la calle el «violador del ascensor», detenido de nuevo esta semana por varios delitos.

Si los jueces no defienden a la ciudadanía, ¿qué hacen exactamente? Dean Spielmann, el presidente del TEDH, felicitó a España por ser el único país de toda Europa que ejecutó aquella sentencia inmediatamente, en 24 horas, a pesar de que la Audiencia Nacional sólo tenía un texto en francés y de que otras autoridades no se percataron de que convenios más recientes no obligaban a su aplicación y, desde luego, nunca con la celeridad empleada.

Es decir, Spielmann nos llamó a los españoles «gilipollas», aunque él forma parte de los destacados en el campeonato de comprobar quién es más progre a base de desproteger a la gente normal, a los que cumplen con la Ley, atienden sus obligaciones y pagan sus impuestos.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído