Salvador Monzó Romero

A tope

A tope
Salvador Monzó

Entre que hay que lancearlo
O es mejor prohibirlo,
Pace el Toro de la Vega;
Desde aquí a Montecarlo,
Convertido en un mirlo
Blanco, hoy Amancio Ortega,
Por dar unos milloncejos
En pro de la Sanidad,
Cuatro idiotas no están lejos
De ver en él la yihad;

A unos despellejarlo,
-Es necesario decirlo-,
Es lo que mejor les pega;
Y para otros echarlo
De este país y hundirlo
En el mar de China, llega
Como un vuelo de vencejos
Rápido a la iniquidad
De echarle al cáncer los tejos
Y a la salud ni piedad;

Lo mejor es apearlo
De su trono y uncirlo
Al yugo de quien trasiega
Con el sudor (confesarlo
Debe y no desmentirlo)
De quien sus praderas riega…
Viendo en estos espejos
A un filántropo, verdad
Es que son claros reflejos
De una gris realidad:

Que en esta España hay pellejos
A tope de necedad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído