Cristóbal Valladolid

Formación del Espiritu Nacional

Formación del Espiritu Nacional
Cristóbal Valladolid. PD

Leo una noticia donde la vicepresidente del gobierno dice que al Estado le bastan 24 horas para paralizar la ley del referéndum catalán. A pié de noticia dice un comentarista:

¿Y por qué no se recupera la educación en 24 horas y se acaba con la factoría del independentismo……..?

Parece ser que los lectores ven más claro que los políticos, pero yo creo que no, lo que pasa es que algunos creen que todavía se pueden sacar votos de Cataluña de entre los nacionalistas no independentistas.

Les importa España, pero les importa más aún conseguir o mantener el sillón.

Me gustaría que alguien del Gobierno, y sobre todo de la oposición, saliese a contestar esta pregunta cuya respuesta es obvia. Pero más me gustaría que alguno de esos que piden diálogo, nos dijesen de una puñetera vez de que hay que hablar.

Hablar no consiste en llegar y decir buenos días, ¿Cómo está usted? en este caso, hablar consistiría en ofrecer algo, dar algo, y no se me ocurre el que, el problema es que ya está todo dado, que se ha dado demasiado, casi todo en contra de lo que dice la Constitución Española.

La verdadera solución está en quitar.

Y es lo que dice el comentarista, lo primero que hay que hacer es quitar la competencia de educación, y ¿cómo se la vas a quitar si te presentas en plan dar algo más, a cambio de que dejen el tema de la independencia?.

No hay solución posible que no consista en parar el adoctrinamiento de los niños, cualquier cosa que se pacte con Cataluña, si no va acompañada de una regularización de la enseñanza, no será más que un aplazamiento. En Cataluña todavía pervive aquella asignatura de los tiempos de Franco: Formación del Espiritu Nacional, y no es como antes una asignatura floja que todo el mundo aprobaba, sino una asignatura troncal, la más importante en la enseñanza catalana, aunque no figure en el programa.

Por eso quieren los independentistas que voten el referéndum los mayores de 16 años, porque saben que esos ya están todos adoctrinados contra España y su voto a favor de la independencia es seguro. Dentro de diez años, ya no habrá un 50% de independentistas, habrá un 70% como mínimo, solo hay que contar. Los no adoctrinados van muriendo mientras que los adoctrinados van ocupando su lugar.

Así que quien quiera preservar la unidad de España, lo tiene bien claro la única manera es hacer cumplir la Ley, sin miedo, no hay mayor democracia que hacer cumplir la Ley, porque la Ley en este país, la han votado todos los españoles, incluso los catalanes.

No es broma

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído