Ramón Pérez-Maura

Alcaldesa: no somos idiotas, gracias

Cuánta razón tenía el maestro Revel cuando sostenía que «la primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira»

Alcaldesa: no somos idiotas, gracias
Ramón Pérez-Maura. PO

MANUELA Carmena y su equipo de Gobierno celebraron este 7 de julio de 2017 una rueda de Prensa que tuvo como principal conclusión para quien analice con cuidado los datos allí expuestos que nos consideran idiotas. Porque sólo alguien de esa condición puede tragarse las mentiras que allí se dijeron sin rebelarse. Y lo malo es que hay algunos que están encantados de ingerírselas.

Según la alcaldesa y su equipo, en las actividades del orgullo homosexual participaron 2,2 millones de personas y el gasto en el centro de Madrid se incrementó en un 15 por ciento.

Así que he ido al origen de la noticia y he contrastado el dato con un amigo que tiene un restaurante de tapas y platos ligeros en el corazón de Chueca. Un hombre de notable experiencia en el sector, con restaurantes en varias ciudades españolas y con enorme éxito incluso en ciudades de referencia de la gastronomía mundial, como por ejemplo Londres.

«El viernes y el sábado no tuve ni media entrada. Menos que cualquier día de la semana anterior o de esta semana. Eso sí, el domingo por la noche, en cuanto se fueron los del orgullo, volví a llenar.

Esos no venían a gastar. Y los clientes habituales de Madrid salieron huyendo de todo esto. Los de fuera venían buscando litrona. Los locales de Chueca estaban vacíos. Esos días no rascamos bola».

El concejal delegado de Seguridad, Javier Barbero, explicó ayer que todos los dispositivos de seguridad, movilidad y emergencias cumplieron con efectividad su papel. Y tanto.

En el local en el que he consultado se contrató dos vigilantes de Prosegur para ayudar a tener un control de la situación ante la marea humana que se preveía. ¿Resultado? El viernes por la noche se canceló el servicio de vigilancia ante lo desierto que estaba el local y la calle. Pero da igual.

La alcaldesa nos asegura que se incrementaron los ingresos un 15 por ciento y hubo 2,2 millones de personas. ¿Puede alguien explicar cómo entraron en Madrid 2,2 millones de personas?

¿Cuántos aviones, trenes y vehículos llegaron a la capital de España para traer esa masa humana? ¿Podría indicarnos AENA en cuánto han mejorado los ingresos de Barajas gracias a este festival?

La Comunidad de Madrid tiene unas 85.000 camas en hoteles y algo menos de 3.000 apartamentos registrados.

Imaginemos que en cada apartamento se metieran diez personas, que ya es imaginar. La suma de hoteles y apartamentos totalizaría 115.000 personas. Supongamos igualmente que algunos madrileños hayan acogido a visitantes en sus casas. ¿Tal vez 35.000?

Eso suma 150.000 personas en total. Aunque la cifra tiene un inconveniente notable: La ocupación hotelera de ese fin de semana fue de sólo un 85 por ciento. En todo caso, hasta más de dos millones, ¿dónde estaba alojados los otros? Por testimonios como el que he citado, parece claro que en Chueca, no.

Por más que Carmena se empeñe en que en la manifestación del pasado sábado participaron un millón y medio de personas, la realidad es que si incluimos como espacio hábil para los manifestantes todas las fuentes, las estatuas, los bancos, las marquesinas de las paradas de autobús y los kioskos de prensa, refrescos y carteles taurinos con el nombre del turista que hay entre Atocha y Colón, difícilmente cabría la tercera parte de eso.

Cuánta razón tenía el maestro Jean François Revel cuando sostenía que «la primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira». («El conocimiento inútil». Planeta. 1989).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído