Santiago López Castillo

Salvadores de Patrias

Salvadores de Patrias
Santiago López Castillo. PD

¿Qué mosca les ha picado a estos independentistas que centran su vida en el odio a España y crear naciones como aldeas o aldeas como naciones? Sufren del delírium trémens, que no tiene fácil remedio, y la obsesión es dar la vuelta al ruedo del calcetín de la historia a costa de un país iletrado y desconocedor de sus sagrados hechos. Los asamblearios, esos que llevan coletas y rastas, que viven de puta madre, todo hay que decirlo, son los impulsores de esta desmembración de la nación más antigua de Europa. A la que, de momento, llaman Latinoamérica. No, miren no. El nuevo continente, más España, es Hispanoamérica. Trataba de explicárselo a un camarero sudaca cuando me espetó:

– ¿Y qué es lo propio, señor?

Lo de latinos es poca cosa porque el adjetivo lo aplicaron los americanos, luego los franceses, los portugueses, los italianos…, que echaron menos barcos a la mar que en el estanque del Retiro. Dicen latinos por no decir españoles e Iberoamérica por no pronunciar el nombre de España. Así se ha venido tapando la mayor gesta del orbe, la que da vergüenza a los aborígenes de la península ibérica. Y, claro, hoy, estamos como
estamos; junto a los chisgarabís, desafiantes, pedorros, incultos, analfabetos, podemos…

Mas a lo que iba. A esos moisés que nos quieren sacar de las aguas del Jordán. Alguno se lavaría la cabeza. Todos opinan. Dan consejos a los gobernantes cuando sólo -siempre manipulando- han gobernado las asambleas de la facultad. Tenemos a esa recua de trotskistas empezando por la abuela Carmona y terminando por Pablo Iglesias
seguido, claro está, por los roedores que el flautista de Hamelín reclutó en el tiempo. También hay otras ratas muy significativas y sin depilar. Se las ve correr. La independencia. De prisa, de prisa. Y aquí todos haciéndonos apuestas sobre las medidas que adoptará Rajoy para impedir el puto referéndum.

Y además del manoseado 155, tenemos el 8, y los artículos relativos a las Fuerzas Armadas para que los secesionistas al ver caqui se caguen por las patas abajo o se les caiga el pelo como dice el grosero y grasiento Puigdemont. ¿Y el Código Penal? Lo que desde hace 20 años se está gestando por una parte de catalanes es sedición, desobediencia, alta traición. Los «demócratas», esos que borran del mapa a un héroe por Dios y por España. Se homenajea a Miguel Hernández -bien- mas las instituciones públicas, teñidas en rojo, vetan el recuerdo de los auténticos luchadores de la libertad. Aquí, si no eres gay o lesbiana vas de culo. Zerolo existe como dicen que existe Teruel pero no los que han dado la vida por la Patria. La ecuación se despeja con «eran de derechas…»

Eso se llama paseíllo. ¿Alguien se acuerda…?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído