Fernando Sánchez Dragó

«Los servicios de ‘agitprop’ de Valencia instan a no mirar el trasero de las chicas»

"Los servicios de 'agitprop' de Valencia instan a no mirar el trasero de las chicas"
Fernando Sánchez-Dragó. PD

¿Qué sería de los columnistas si la actualidad no nos suministrase a diario una nueva ridiculez en la que hincar la pluma? Pródiga ha sido en ellas la semana que hoy termina.

No sé cuál elegir, aunque todas guardan estrecha relación con el puritanismo sexual, el totalitarismo institucional y el cretinismo generalizado impuestos por la corrección política.

Las Redes, reserva ecológica de las alimañas que son lobos para el hombre (véase lo de Mel Capitán), la emprenden por enésima vez con Trump, reo de haber llamado guapa a una señora que lo es y que, a buen seguro, se lo agradeció, pues no sé de ninguna mujer, por feminista que sea, a la que no halague un piropo formulado con educación.

Yo los he dicho, los digo y los diré. Los servicios de agitprop de la Comunidad Valenciana instan a los varones a no mirar el trasero de las chicas. Se supone que las de su mismo sexo pueden hacerlo. ¿Discriminación? Perdónenme Dios y la LGBT, pero yo las miro por delante y, cuando mis ojos se topan con alguna que esté de buen ver, me vuelvo para admirarla también por detrás. Lo he hecho toda la vida y ya es tarde para cambiar.

En la vuelta ciclista a España serán azafatos quienes homenajeen a los corredores (corredoras, de momento, no hay), les pongan una guirnalda de flores, los rocíen de champán y los besuqueen en las mejillas rasposas. Mejor, digo yo, ser farolillo rojo que maillot amarillo, aunque en el Tour, por ahora, todo seguirá igual. ¡Estos franceses! Siempre nos quedará París.

El Gobierno de Aragón va a imponer multas de ciento cincuenta mil euros a quienes canten el Cara al Sol, den vivas a Franco o saluden al Sol Invicto con el brazo en alto.

¿Premiarán a quienes lo hagan cerrando el puño? ¿Proscribirán también las letras patrioteras y machistas de las jotas? Lo lógico sería que de paso multasen la Marsellesa y la Internacional, a cuyos acordes murieron muchas más personas de las que lo hicieron en la zona nacional de nuestra guerra civil.

¿Sabe el señor Lambán que el Cara al Sol nunca fue himno de Franco, sino de la Falange, y que ésta, a la espera de que los podemitas conquisten el poder, todavía es un partido legal? Cristina Cifuentes dice que no va a tomarse vacaciones y los gandules la ponen en la picota.

Yo no me las tomo nunca. ¿Me obligará a pasar Rita Maestre unos días en Benidorm con grilletes en los tobillos? No hay nada más despótico que un derecho obligatorio. ¿Sigo?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído