Victor Entrialgo de Castro

Cooperadores necesarios

Cooperadores necesarios
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

A lo más que llega este PSOE radical al que no reconoce ni la madre que lo parió camino de la siguiente derrota electoral, es a decir, como ha dicho la la jurisconsulta de cabecera de Sánchez, Margarita Robles, que no están de acuerdo con la soberanía compartida de la Confederación Unidos Podemos.

Una cosa es no estar de acuerdo con «la Confederación», como han convenido usted en llamarles Sra mía, y otra afirmar rotundamente, sin ambigüedades, sin mohines, sin ambages, que eso de «la plurisoberania» la querencia federalizante, aparte de una majadería mayúscula, es manifiestamente inconstitucional, como cualquier jurista que se precie.

La Sra. Jurisconsulta, esta nueva Beccaria sanchista, Montesquieuse flamante, que ponía y quitaba jueces desde su puesto de jueza con su toga reversible jurídico-política, que se ascendió ella misma hasta el Supremo, sabe eso, menuda jurista si no.

Pero en el sanchismo manda el pensamiento liquido y la Posverdad, eso que utilizan los populistas para intentar llegar al poder, los Tweets and shouts de Donald Trump, Iglesias o Pedro Sánchez. En realidad a la Posverdad ya la conocíamos. Es lo que toda la vida hemos conocido como mentira.

El problema de la nueva política como el de la nueva comunicación es que antes una noticia falsa aparecía en un periódico junto a otras 29 verdaderas. Y por tanto tarde o temprano acababa descubriéndose una vez desbrozada la actualidad.

Sin embargo hoy un tweet desaprensivo y miserable sobre Miguel Angel Blanco o un rumor falso escondido en su anonimato con odio enfermo como aquel de Casandra o éste de ahora de un alias Darío, un tuitero memo y acomplejado que esta siendo juzgado en la Audiencia Nacional del que el país entero quiere saber su nombre como parte de su oprobio, se propaga sólo y por su cuenta, a la velocidad del tocino.

Y es que los «cooperadores necesarios» del juego separatista, se pasan el día federalizando y desfederalizando como el arzobispo de Constantinopla, y creen que con citar ese palabro ya esta hecho todo.

El Tribunal Supremo tiene declarado sobre el cooperador necesario (STS. 21 de octubre de 2014) que existe cooperación necesaria cuando se colabora con el ejecutor directo aportando una conducta sin la cual el delito no se habría cometido, cuando se colabora mediante la aportación de algo que no es fácil obtener de otro modo o cuando el que colabora puede impedir la comisión del delito retirando su concurso.

Todo lo que está pasando tiene sus responsables. Pero aparte de cómplices tiene un montón de «cooperadores políticos necesarios» que no le dicen nunca, al pan pan y al vino vino. Que debilitan intencionadamente al Estado buscando sólo el provecho propio. Que de un modo frívolo cooperan a la ejecución de todo lo que tiene hastiada a media España, con actos sin los cuales no estaríamos donde estamos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído