Jesús Millán Muñoz

¿Posible hoja de ruta de la secesión?

¿Posible hoja de ruta de la secesión?
Cataluña, independentismo, independentistas y encuestas. CAT

 Principios o fundamentos:

– Solo deseo la paz.

– Parto del principio que cinco dedos es mejor que tres.

– Que una entidad con dos brazos y dos piernas, es mejor que una entidad con un brazo y una pierna suelta, que no otra con otra pierna y un brazo por otro lado.

– Creo que la definición del Estado es la unión de ciudades, regiones, etnias, lenguas. Y esto ya desde la antigüedad, desde los primeros imperios antiguos (hititas, egipcios, mesopotámicos, etc., mucho antes que Alejandro y los romanos).

– Un Estado con mil millones de habitantes, tiene más soberanía real, que uno de cien, y uno de cincuenta más que tres cada uno de quince.

– Creo que la unión, es decir, un Estado unido, no secesionar-separar un Estado en tres o cuatro, es la única garantía de más soberanía para todos, más poder para cada persona, más poder para cada empresa de ese territorio. Más posibilidades de sobrevivir en un mundo globalizado, dentro o fuera de Europa.

– Creo que el futuro a medio plazo es imposible de calcular, y que unidos, unidos tenemos más posibilidades de vivir y sobrevivir. Recuerden la escena de la película Gladiator en el coliseo de Roma.

– Creo que los humanos tienen que utilizar la racionalidad y la razón y el saber ortodoxo, y no solo la irracionalidad-pasiones-deseos-emociones-sentimientos.

– No olvidemos que la historia, ha mostrado y demostrado constituirse por docenas, si no cientos de variables. Los juegos posibles pueden ser muchos. Y por tanto, los intereses-ambiciones-pasiones de unos y de otros, de los de dentro y los de fuera, pueden ser múltiples.

– No olvidemos la lección de la historia, de nuestra Península, de Europa, desde hace siglos y milenios. La verdadera historia o la historiografía más seria y científicamente demostrada.

– Hermanos catalanes, hermanos gallegos, hermanos vascos, hermanos todos, todos unidos, formamos una Gran Empresa, para mejor sobrevivir en el mundo, separados, secesionados unos de otros, las incertidumbres-vulnerabilidades son enormes para todos, aunque evidentemente más para unas regiones que para otras.

2. Dicho todo lo anterior, creo que esta es una posible ruta que se puede seguir, ante este enorme problema… No sé si debo indicarlo, no se si debo escribirla, no sé si debo publicarla. Mis conocimientos son muy limitados, por lo cual, todo puede ser un error. Pero me parece que esto se parece, a la teoría de juegos, que siempre gana, el «proponente», es decir, porque un jugador, siempre va a la defensiva a cumplir la ley. El otro jugador, sigue la ley cuándo le conviene y se salta la ley cuándo también. Y por supuesto, no soy profeta y me puedo equivocar, y desde luego, habrá otras hojas de ruta, que se podrán completar y complementar con esta:

a) La fecha del Referéndum.

Por un lado es real y por otro lado, es una maniobra de distracción.

Es real, si se hace o se permite o se realiza, sea de una manera o de otra. Es una ganancia para quién la hace. Porque siempre estarán las cámaras, y por tanto, siempre la victima, que no le dejan expresarse. Sería también una victoria.

Si se realiza, es evidente que las personas que no están a favor, no irán, y si lo harán los que están de acuerdo con la secesión. Lo cual, sería una victoria.

Si se concentran manifestantes en un tanto por ciento de pseudomesas electorales, y por consecuencia hay un altercado, pues también sería una victoria para los proponentes.

En cualquier situación de juego, siempre ganan los «que proponen el referéndum».

b) Aprobación de la independencia y del referéndum en dos leyes por el Parlamento Regional.

Como ya, sea legal o ilegal, anticonstitucional o no, ya pueden realizar una votación Express.

Pueden existir dos alternativas, votas ambas realidades en dos «votaciones diferentes», en el Parlamento.

– Si vota el Parlamento Regional la fecha del referéndum, aunque después el Constitucional lo niegue y deniegue, ya ha sido votado por la representación regional. Y ya para el simbolismo imaginario, quedaría, por tanto sería una victoria.

– Si votan la Independencia o la secesión, por dicho parlamento regional, quede después anulado por el Constitucional, ya sería un hito en el camino de la libertad y de la independencia, según los parámetros.

Cómo ambas cosas, pueden hacerse en días diferentes, o en el mismo día, incluso volviendo a refrendar la fecha del referéndum. En cualquier caso sería una victoria para los proponentes de esta situación.

– Se puede indicar, que el poder constitucional, legalmente constituido del Estado, puede intentar que ese día no se abra dicho Parlamento. Cosa que es muy difícil de realizar, y siempre podrían existir, muchos problemas, porque puede plantearse «una ley llena de metáforas, y de un día para otro, o de una tarde para otra».

– Puede incluso el mismo Parlamento, reunirse por la tarde, para tocar algún tema, y quedarse toda la noche, para votar al día siguiente, por lo cual, las «fuerzas constitucionales y el poder constitucional se vería muy limitado».

En cualquier caso, «siempre tendrían ante la opinión pública nacional o mundial, diríamos que habrían ganado la partida del marketing».

– Como estamos en un modelo matemático de teoría de juegos, pueden reunirse arropando al Parlamento y a la decisión que van a tomar, docenas de miles de personas, alrededor del Parlamento regional, dentro del jardín donde está situado o, en las calles adyacentes.

Por lo cual la imagen mundial que darían, sería una «victoria para las fuerzas proponentes» de la secesión.

Hasta cierto punto si falla el punto a, bosquejado anteriormente, se sigue el b. Y creo que el a, sería la maniobra de distracción, pero el esencial, sería el proyecto b, con todas las variedades posibles y según lo que enseña la historia ante asambleas constituyentes o, y secesionistas, según la libertad, porque la libertad y la inteligencia estaría en todas las partes, y podrían existir diversidad de submodelos posibles.

En todo caso, «se podría votar la Independencia en un Parlamento Regional», arropado por miles de personas fuera, «sea o no sea acorde con la Constitución», lo cual sería una enorme victoria, sea real o sea imaginaria o sea simbólica. Y desde luego no sería la declaración hecha desde un balcón y solo por un grupo de personas…

c) Elecciones regionales para la misma fecha del referéndum, o para unas semanas después o retrasar el referéndum y las elecciones parlamentarias regionales unas semanas.

Poner la fecha de unas nuevas elecciones regionales para la misma fecha del referéndum o para fechas posteriores, unas semanas o varios meses. Depende de multitud de otros factores y variables, que los que gestionan los tiempos, tendrán calculados. Ya que para que exista dicha fecha de elecciones regionales, la fecha termina en esta primera semana de agosto, según tengo entendido. Y por eso la necesidad de este artículo y su publicación en estos días.

Si se sitúa la fecha en el mismo día de referéndum, pero ahora se plantea como elecciones regionales al Parlamento regional.

Me temo que en cualquiera de los posibles horizontes, siempre ganarían los que proponen la secesión. Porque, el poder central del Estado no podría negarse a esas elecciones, ya que no pueden, hasta donde yo sé, las leyes del Estado…

Puesta esta fecha, existen varias posibilidades, entre otras ir a unas elecciones parlamentarias regionales, pero todos o casi todos los secesionistas irían en común, harían una lista única, se repartirían los parlamentarios posibles, según una estadística o proporción. Cosa que pueden ya tener pensada y firmada. De ahí, la siempre máxima y discurso, que se va a celebrar dicho referéndum, y tener todos las variables distintas ya atadas y bien atadas.

Al ir a unas elecciones parlamentarias regionales, pero plantearlas como un Parlamento Constituyente de un Estado Independiente. Y al mismo tiempo plantearse como un referéndum en la campaña electoral. Las consecuencias serían enormemente graves y difíciles de dilucidar. Me temo, reitero la teoría de los juegos «que los proponentes tendrían muchas cartas para ganar…».

La situación es enormemente compleja, porque por otro lado, los otros tres partidos constitucionalistas no independentistas, no irían en una sola lista, por lo cual, por la ley Down, es evidente y obvio que ganaría las elecciones los que van unidos o se han juntado, o los que hacen campaña por la secesión, incluso, aunque fuesen separados…

Es evidente, que esta última solución, en distintos horizontes posibles o submodelos de juego. También la ganarían según diríamos siguiendo una teoría de los juegos simple y simplificada.

Y esta puede ser la jugada definitiva, siendo el punto a y b, si no se realiza, al mismo tiempo, como «maniobras de distracción y de camuflaje y de propaganda y de preparación», para calentar el ambiente regional, nacional, europeo y mundial…

Esta podría ser «creo la clave de todo y el fin de todo el tinglado, el fin principal y creo que único, sin negar los pasos anteriores, que serían escalones para éste». Escalones-etapas se produzcan o no se produzcan o se materialicen total o limitadamente…

3. He empezado diciendo que solo deseo la paz, y diciendo que todos unidos, bajo mi modesto entender, todos unidos, con nuestras pequeñas diferencias regionales, tenemos un futuro a medio y corto plazo, con más posibilidades de éxito y de esperanza.

Creo que la desunión, crea enormes incertidumbres, vulnerabilidades, y creo que es dejar que entren a jugar en este partido, aún más en Celtiberia, «colectivos-ideologías-grupos-sociedades a manipular y sacar jamón de la Piel de Toro». Tanto de dentro como de fuera. Es perder una enorme cantidad de soberanía, a y en todos los sentidos.

Solo puedo decir, hermanos catalanes, hermanos vascos, hermanos gallegos, hermanos todos, sentaos tranquilamente en vuestros sillones, y de verdad, de verdad, pensad en vuestros futuros nietos y biznietos, y olvidaos, de los que les pudo pasar a vuestros bisabuelos y abuelos. Por favor. Como he dicho tantas veces, reinterpretando la frase de Francisco de Sales, santo, «la guerra, (en este caso los conflictos), traen muchos sufrimientos, pero sobre todo crean muchos malos»,

Solo puedo decir, que pienso-siento-temo, puedo equivocarme, pero pienso seria y profundamente, que si la Piel de Toro se divide en tres o cuatro Estados en los próximos años o lustros, parte de esos Estados o regiones, van simple y sencillamente al hambre… Paz para todos y pan para todos y bien para todos y todas…

(Durante las últimas semanas he dudado de redactar y después publicar este artículo, pero creo que ya es necesario hacerlo para el bien común y para el bien general, incluyendo para el bien de todas y cada una de las partes y regiones del Estado).

© jmm caminero

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído