Víctor Entrialgo de Castro

Crece la provocación

Crece la provocación
Gabriel Rufián.

Es evidente que faltando un mes para el fiasco los separatistas catalanes están a la desesperada. Continúan provocando y durante el mes que falta van a hacerlo cada vez más.

De un callejón sin salida salieron cuatro separatistas el mismo dia para proclamar: «Estado asesino», «Ejército catalán»,» Ley de transitoriedad» o «La información no fluye», según el Jefe del Mosso que recibió el aviso belga sobre el imán y no hizo nada y el del Mosso que tras la explosión del chalet dijo a la jueza que no exagerara.

Continúa el golpe de estado amenazando ahora con crear un ejército de soldaditos de plomo mientras cuatro personajes de tebeo presentan una ley de «Trastornoneidad» y una novicia anticapitalista de la Cup dice que hay que apresurarse. Si el Estado aplica en su momento la ley debieran ocuparse de todo ello los Tribunales de justicia.

Estamos hasta los mismísimos del pisoteo de nuestra Constitución, de los desafíos que sólo pretenden distraer de sus chapuzas, exacerbar al Gobierno y provocar su reacción, mezclándolo incluso con la sangre de las víctimas pero con sus bienes a buen recaudo. Bravatas y bravatas, pero allí no firma nadie.

Buscan un paso en falso del Gobierno al que agarrarse para conseguir los votos que no tienen en las elecciones que seguirán a la insurrección del dia 1 y que es lo único que les puede salvar del precipicio al borde del cual se han colocado.

Y sale Urcullo, el nacionalista que faltaba y dice que ante un golpe de Estado hay tiempo para dialogar. Otro nacionalista ambigüo que nunca aclara de qué.

Estamos hasta los mismísimos de este sainete de pueblo. De este coñazo de Forn y sus cloacas, de Turull y sus súbditos, de Puigdemont y sus embajadas «de la mierda» y » falta de fluidez» palabras del jefe de los Mossos y las monjas separatistas. Porque ya lo estábamos de Más, Homs, Puigcercós, Rahola, Tardá, Rufián, y el ex consejero Huguet, el del «Estado asesino». Estamos hasta los cojones de los separatistas. Más incluso que del Gran hermano o de Operación triunfo.

Siguen provocando pero, dentro de la serenidad, se acerca el momento de ejercer la autoridad legítima y tomar decisiones audaces sin complejos que pongan freno a este golpe de estado continuado.

Víctor Entrialgo

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído