Julia Navarro

La otra realidad

La otra realidad
Julia Navarro.

Ahora que comienza el nuevo curso político sus señorías deberían de hacernos un favor a los ciudadanos y de paso a ellos mismos y ese favor no es otro que hacer del Parlamento el lugar donde de verdad se debatan los problemas reales de la sociedad.

Como durante muchos años me dedique al periodismo parlamentario sé de lo que hablo y no es otra cosa que ese divorcio que se evidencia en tantas ocasiones entre la calle y el Parlamento donde en demasiadas ocasiones se debate sobre asuntos que están en la agenda política pero no en la agenda de las preocupaciones ciudadanas.

Por ejemplo, ahora mismo la principal preocupación de la sociedad es Cataluña, qué va a pasar el 1de octubre. Y también lo es la amenaza yihadista.

Respecto a Cataluña no es solo que se apruebe la ley de convocatoria del referéndum, es que la sociedad catalana da muestras de estar perdiéndose a si misma. Que una mujer haya sido capaz de tuitear que desea que a Inés Arrimada la violen es una muestra de lo que digo. El agravio de dicha mujer contra Arrimadas no es otro que la líder de Ciudadanos es contraria a la celebración del referéndum independentista.

De manera que el odio está prendiendo en una parte de la sociedad y estos es en sí preocupante. Hay que preguntarse como se ha podido llegar hasta aquí y sobre todo la responsabilidad en crear este clima que sin duda tienen los partidos independentistas que con sus mentiras se han convertido en sembradores de odio.

Por tanto no se trata solo de abordar como se impide que se celebre el referéndum del 1 de octubre sino como se «desprograma» a esa parte de la sociedad catalana en la que ha ido anidando e » in crescendo» el odio hacia España. De eso deberían hablar sus señorías.

También podemos añadir que aunque es verdad que la economía crece y que solo hay que salir a la calle para darse cuenta de que las cosas van mejor no es menos cierto que muchas miles de personas siguen sin trabajo y lo peor es que sin esperanzas de poder regresar al mercado laboral amen de que nuestros jóvenes continúan marchándose buscando trabajo en otros países.

Pero ya digo que a veces en el Parlamento se habla de cosas que poco o nada tienen que ver con los problemas reales de la gente. Es como si viviéramos en dos realidades, la de los políticos y la de los ciudadanos de a pie.

Ya digo que podrían aprovechar el comienzo de curso para afinar sobre qué asuntos debatir y legislar.

Resulta cansino verles a todos enzarzados en la carrera por el poder. A Rajoy para que no le quieten el sillón. A Pedro Sánchez dispuesto a pactar hasta con el diablo con tal de quitar a Rajoy de en medio. A Iglesias calculando como seguir llevando a Sánchez a su terreno para ser él y no el socialista quién se haga con el santo y seña del poder. Y a los dirigentes de Ciudadanos demasiadas veces despistados.

Si ya el primer pleno del curso, el que dedicaron al caso Gürtel, no sirvió para nada, sería deseable que los líderes políticos fueran capaces de afinar mas y en vez de construir realidades paralelas en el Parlamento se centren en la realidad de la calle. Vamos, digo yo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído