Salvador Monzó Romero

Caras, trasero y la sin hueso

Caras, trasero y la sin hueso
Salvador Monzó

I

Digo: en mi ya larga vida he cometido
Errores y he dicho sandeces a mansalva;
Me pueden de todo acusar, menos de ser un malva,
Y aunque parezca mentira, estoy arrepentido;

Sigo: no lo parece, pues no tiene sentido
Que diga que la Robles la testa tiene calva
De ideas, cuando ni san Pedro Sánchez la salva,
-Si se la ve y acaso se le presta oído,-

De sus tres caras, que mueve a placer: la respuesta,
Jurídica ayer, hoy política, y más ambigua
Aún mañana, que ha dado a entender

A la pregunta del Pp: ¡toda una gesta
Del Sí y del No y del no se sabe!… Uno se santigua,
Y acabo: si algo claro está es que… ¡no es de ver!.

II

Lo que faltaba: que la Montero,
La Forcadell y la vieja Carmena,
La Anna Gabriel y una larga cadena
De alumnas, con nota media un cero

En Política, le pongan su pero
Cada cual al Constitucional… Pena
Que éste no las meta en la trena,
Si a la sin hueso dan paso ligero;

En cuanto tienen pantalla o antena,
De la inopia se les hincha la vena
Y se convierten en el coladero

De la incultura y en el reguero
De la estupidez… Su última cena,
Pues el 1-0…¡se les va a ver el trasero!.

III

¿Sabe usted leer, señora Montero?:
¡Qué sí!,…Pues si es verdad y no miente,
Aunque se muerda la lengua con un diente,
Léase despacio el artículo primero

De la Constitución y a paso ligero
También el segundo,… y si es evidente
Que los entiende, por favor se me siente
Y deje de cantar el Porompompero;

Le daré de nota un sobresaliente
Si abandona ese tono rastrero
Y habla como normalmente la gente,

Sin arranques… Me quitaré el sombrero
Y me alegraré, siéndole sincero,
Si de callarse le da… ¡un repente!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído