Salvador Monzó Romero

Gigantes y cabezudos

Gigantes y cabezudos
Salvador Monzó

I

Sin rodeos y mirándole a los ojos:
Usted, señor Junqueras, es un caradura;
Que está embarazado y que tiene antojos
Lo delata con su cuerpo por su gordura;
Y que tiene la testa a tope de rastrojos,
Por usar un símil que le va a su figura,
¡Qué casualidad!, lo ve hasta un bizco,
Sin necesidad de darse un pellizco;

Es usted el colmo de la desfachatez:
Se pasa por la entrepierna las sentencias
Del Supremo, como quien pisa una hez,
Y las del Constitucional y demás Audiencias,
Sobre la Independencia que urde su tez,
Que no son sino absurdas reminiscencias
De la Dictadura de Franco, ¡qué suerte
La suya que aún vive!, y ahora quiere darle muerte;

¡Y hala!, a esos Tribunales que desacata,
Si el Gobierno le pone a usted en la picota
Y con la Ley en la mano le cierra la lata,
Entiéndase el bolsillo, sin vino en la bota
Y sin pan en las alforjas, ¡qué mala pata!,
Recurre usted, para evitar la bancarrota
De una Cataluña que, si no enmienda la página,
Acabará usted poniéndole una lápida;

Se le recordará, no por sus desmanes,
Sino por haber liquidado por la vía rápida,
Todo el seny… ¡del que alardean sus Rufianes!.

II
El infame Rufián, rata de cloaca,
No tiene las manos pero sí las patas
Sucias a tope por lo de andar a gatas
Tras lo de la Independencia, pura caca

Del pollino Puigdemont y de la vaca
Junqueras, a quienes, sembrando patatas
En ese yermo, le serían más gratas
Las horas, que dándonos tanta matraca;

Mirada de hurón, cree con sus bravatas
Que atemoriza a las gentes sensatas,
Que no hacen de la Política una traca;

Sin más oficio que mascar alcayatas,
Éste revés de hombre, más bien garrapata,
Más mejor que portavoz de las reatas

De la ERC y con alpargatas,
A fregar establos… ¡y aguantar estaca!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído