Jesús Millán Muñoz

Españolito que vienes al mundo

Españolito que vienes al mundo
Jesús Millán Muñoz. PD

¿Españolito que vienes al mundo o estas condenado a un conflicto sociopolítico grave, en cada generación, o al hambre-sufrimiento en cada generación, o ambas cosas a la vez?

– ¿Si la Península Ibérica se divide en cuatro o cinco Estados es una forma de suicidio colectivo a medio y corto plazo de tiempo?

¿Porque se debilita interior y exteriormente, muy gravemente, incluso aunque se esté bajo el paraguas de Europa, un paraguas sin terminar y que no se sabe cómo lo hará y si lo hará?

– ¿Cuatro o cinco Estados en la Península Ibérica, con cuatro o cinco ejércitos, cuatro o cinco parlamentos, y todo el sistema estatal, es volver a la Edad Media, pero con la tecnología y el poder del siglo veintiuno?

¿Por lo cual, el conflicto grave es posible, no habiendo fronteras geográficas claras, produciéndose enormes frustraciones…? ¿Pasar del amor al desamor, siempre es muy impredecible, al nivel colectivo más que entre dos personas…?

– ¿Si yo supiese que por crear la República de la Mancha, a medio plazo de tiempo, íbamos a estar mejor, pero mejor no solo los de la Mancha sino todos, yo sería el primero que defendería esa fórmula…?

¿Pero dividir la Península Ibérica en cuatro o cinco Estados, en un plazo corto o medio de tiempo, sean Estados totalmente soberanos teóricamente, o sean federación de Estados, con solo un pequeño puente de unidad, es un suicidio colectivo, para ahora y para las próximas generaciones?

¿Piensen en todo esto, qué fuerzas de dentro y qué fuerzas de fuera van a ganar? ¿Quiénes están moviendo el árbol, y quién recogerá las nueces? ¿Cuántas ambiciones internas y externas empezarán a tomar posiciones y materializarán esas ambiciones, cuántos virus y enfermedades se apropiarán de un cuerpo enfermo o débil…?

– ¿El unirse una parte de la alta burguesía y una parte del pueblo, y ambos, ponerse de acuerdo en crear nuevos Estados dentro de un Estado que lleva siglos existiendo, esencialmente con la misma idiosincrasia-sociedad-cultura del pueblo y todo lo demás, es un cóctel enormemente potente, pero con consecuencias impredecibles y convierte en vulnerable a todo el Estado, a toda la sociedad, a todos en todos los valores y variables y realidades y entidades y parámetros…?

– ¿La mayoría de seres humanos son «idealistas», sean de un color o sean de otro, en vez de «realistas», es decir, tomar la realidad como la base de todo…? ¿Pensar que un sistema de ideas, se debe imponer a la realidad, es el principio de no ser conscientes del mundo real? ¿Y no combinar una realidad moderada con un sistema ideal moderado, no combinar de forma adecuada ambos, siendo la fórmula correcta es dirigirse al precipicio?

– ¿Si se divide la Península Ibérica en cuatro o cinco Estados, en corto o medio plazo de tiempo, teniendo en cuenta que ya existen dos, es condenar a millones de seres humanos a reducir y aminorarse todas las sinergias positivas, a y en todos los sentidos, no solo económica, sociales, política, de poder, de defensa ante variables internos y externos…? ¿Y aumentar todas las posibilidades de combinación de todas las sinergias negativas, sean sociales, naturales, geográficas, políticas, culturales, demográficas, religiosas, ideológicas, demográficas, etc.?

¿Parte de la población disminuirá su sistema de vida, al menos entre un diez y un treinta por ciento en un plazo corto y medio de tiempo…? ¿Es condenar a futuras generaciones, a estar en una situación muy peligrosa, de ser y estar en un país-sociedad-Estado de segunda categoría, algunos territorios pasar a ser Estados y países de tercera categoría incluso en Europa…?

– ¿El colectivo o ideología que se salta la ley, la gran ley, y se basa en el número de personas que lo hacen, está condenado tarde o temprano que otras ideologías, dentro de equis tiempos, piensen, que debe existir otro sistema de propiedad de la empresa, o puede pensar que se debe actualizar otro «modo totalmente diferente de organización sociopolítica basada en otra ideología-cultura-religión»? ¡No lo olviden, y esto sucederá, tarde diez o cincuenta o cien años!

– ¿Surgir nuevos Estados dentro del Estado, que además, ya desean una extensión de sus territorios regionales originales, podríamos denominarlos que son «imperialismos regionalistas», pero ya con la posibilidad de cada uno de ellos tener un ejército-sistemas diversos de inteligencia-parlamentos-sistemas judiciales, habitantes, (es decir, territorio-demografía-soberanía-poder)…, es estar tentados de volver a la Edad Media, en la cual existían ocho o diez Reinos, y que constantemente, cada generación tenían conflictos entre sí…?

¿Vuelvan a leer la Edad en la Península Ibérica, pero ahora piensen con la tecnología de ahora, es decir, es ponerse en el borde de balcanización, aunque ahora parezca que esto es muy exagerado y lejano…?

– Si yo supiese-creyese-sintiese-conceptualizase, que dividiendo el Estado en tres o cuatro Estados, todas las partes, todos o algunas de ellas, vivirían sus poblaciones mejor, si yo lo creyese de verdad, en conciencia, no diría nada, me callaría, pero es que creo, en conciencia, con multitud de datos de la historia y actuales, y teniendo en cuenta el enorme conjunto de problemas existentes en el Mediterráneo, en el Mundo, en Europa, que dividirnos es abocarnos, cierto es, unas regiones más que otras, unos nuevos Estados más que otros a un suicidio colectivo, a y en muchos sentidos…?

¡Es abocarnos-dirigirnos-conducirnos, grandes zonas-territorios-partes de la Península Ibérica, grandes masas de población a un deterioro de su soberanía, real y teórica de una forma grave, no solo enormes problemas económicos, sino problemas a y en todos los sentidos… es abocarnos a la incertidumbre-vulnerabilidad-debilidad más grave, gravísima, con variables y ponderaciones y funciones posibles negativas en docenas de factores-funciones-posibilidades-realidades-entidades!

¡Es llamar al hambre-sufrimiento-angustia, es llamar al conflicto-confrontación de una manera o de otra, detrás de la puerta de la esquina del tiempo, a corto o medio plazo, a las actuales o futuras próximas generaciones!

Nadie puede decir, que en las docenas de artículos periodísticos que he escrito y publicado en estos meses y años, nadie puede negar, que solo he deseado y defendido la paz social y política, el bien común y el bien general, la paz y la paz y la paz.

Pero en estos días, nos estamos llenando de angustia-tristeza-pena-desaliento-sufrimiento, por el presente, y por el futuro próximo y el futuro a medio plazo. Solo nos cabe volver a pedir otra vez, sentido común y racionalidad y prudencia y de verdad buscar el verdadero bien-justicia-equidad-bondad-verdad para todos.

Y recordar para terminar los versos de un tal Antonio Machado, por si les sirve de algo:

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios,
Una de las dos Españas
Ha de helarte el corazón.

http://twitter.com/jmmcaminero

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído