Cristóbal Valladolid

¿Ingenuos, tontos, o malas personas?

¿Ingenuos, tontos, o malas personas?
Cristóbal Valladolid. PD

Hoy he escuchado una entrevista a Joan Manuel Serrat, ha dicho que el gobierno tiene que apresurarse a hablar con Puigdemont aunque no se sepa de qué hablar, que hablando, de lo que sea, siempre surgirá algo para acabar con el problema de la secesión catalana.

He escuchado a los representantes de Podemos intentando desprestigiar la manifestación de Barcelona diciendo que fue convocada por representantes de la extrema derecha como Falange Española.

También vi el domingo a Pablo Iglesias apresurándose en salir hacia Madrid, después de estar en TV3, para asegurarse de que nadie pudiese creer que estaba en Barcelona para apoyar la manifestación pro unidad de España. Estos dicen que hay que hacer un referéndum pactado que sería ganado por los que no quieren la independencia.

He escuchado a Sánchez decir que la manifestación de Barcelona fue en reclamación del dialogo. A Sánchez hace ya tiempo que le escucho: hay que dialogar enseguida con Puigdemont dijo en su entrevista con Rajoy, y lo continua diciendo, ahora dice además, que hay que ser generosos, intenta dar la impresión de que no está con el Gobierno, piensa en una moción de censura con Podemos y las elecciones que vendrían después.

Todos saben que autorizar un referéndum para decidir sobre la independencia de Cataluña, además de ser ilegal, sería tanto como reconocer el derecho de una región a decidir por su cuenta sobre el territorio de todos los españoles.

Además aunque los independentistas perdiesen, sería un neverendum, que se repetiría con cualquier excusa hasta que saliese el sí, cosa que pasaría más pronto que tarde puesto que tienen a las fábricas de independentistas – las escuelas- en plena producción.

Todos saben que no se puede dialogar con gente que ha incumplido la Ley, por muchas vueltas que le demos, Tanto Puigdemont como Junqueras como todo el gobierno de la Generalitat y la presidenta del Parlament, son delincuentes. ¿Cómo podría un Gobierno serio negociar con golpistas?, ¿acaso se negoció algo con Tejero?, además sería negociar para dar más cosas, y encima «generosamente», según Sánchez.

Es tan obvio que me niego a creer que estos personajes, Sánchez e Iglesias no sean conscientes de ello, no son tontos, pero España solo les importa para gobernarla y se arriesgan a perderla a sabiendas. Consideran que el riesgo vale la pena.

Pues bien si le damos a Serrat el beneficio de la inocencia – no es un político profesional- y descartamos que Sánchez e Iglesias sean tontos, entonces es que son malas personas. El español que arriesga el desmembramiento de España por sus propios intereses, es malo, incluso roza la traición.

No es broma

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído