Gaspar Albertos

Divide y vencerás

Divide y vencerás
Gaspar Albertos. PD

Con lo que supone esta frase de dudoso origen, aunque atribuida mayormente a Julio Cesar, pero de absoluta vigencia a lo largo de la historia, debe actuar Mariano Rajoy en cuanto aplique las medidas que le permite el artículo 155 de la Constitución para hacerse con el control de la autonomía de Cataluña.

Que no piense el presidente del gobierno de España que para este propósito va a necesitar sembrar cizaña entre el entramado autonómico catalán dominado por los recalcitrantes independentistas, porque estos precisamente son inmunes a la deserción y al desaliento. Pero verá como cuando muchos ciudadanos de Cataluña, principalmente funcionarios, se vean amparados por una autoridad del estado central que les proteja y no los señale y amedrante por no ser independentistas, pierden el miedo y ellos solos salen de las capsulas en las que hoy se ven obligados a permanecer. Esa es la división que tiene que aprovechar.

Precisamente los cuerpos de funcionarios entre los que encontrará más disidentes de ese independentismo ilegal será entre el cuerpo de los Mossos d´Escuadra y entre el personal docente del sistema educativo catalán. Precisamente, de nuevo, los dos cuerpos de funcionarios en los que tiene que actuar con mayor celeridad una vez aplicado el artículo 155.

Si quiere pruebas de que esto pueda ocurrir, no tiene más que recopilar las numerosas declaraciones anónimas de mossos «ocultos» en cuanto al dirigismo político que existe en el seno de este cuerpo. Verá como afloran los descontentos con todo esto en cuanto el Mayor Trapero y su cúpula de mando estén apartados del mismo. Además, el sometimiento de este cuerpo de seguridad del estado al Ministerio del Interior ha de ser inmediato en cuanto va a ser imprescindible para controlar las movilizaciones violentas que las va a haber sin duda. Ojalá me equivoque.

Y en cuanto al aspecto educativo, si no con la premura que con los mossos, la prueba la ha tenido sin más ayer cuando en el Congreso de los Diputados el miembro del PdCat, Jordi Xuclá, le ha dicho algo así como que «no se le ocurra meter mano en el sistema educativo catalán…» dando a entender que es su arma más poderosa para seguir manteniendo su mentira. ¿Qué otra prueba más clara se necesita? Cuando haya una dirección educativa que no permita el adoctrinamiento en la escuela y aparte a aquellos dirigentes de la enseñanza catalana que a su vez han primado a un profesorado que hoy con la connivencia oficial tienen amedrentados a muchos otros maestros y profesores que no comulgan con sus ideas, estos últimos se sentirán protegidos, aliviados en su situación laboral y alzarán su voz dispuestos a colaborar con una educación al margen de cualquier adoctrinamiento político.

Al orden público y la enseñanza delegados desde décadas a la Generalitat, debe añadir una intervención inmediata de los medios de comunicación públicos, empezando por TV3 como canal de difusión sólo al servicio de los independentistas. Aquí apriétese los machos.

Cuando Rajoy dijo a muchos catalanes, «no estáis solos», estaba incluyendo sin duda a muchos ciudadanos catalanes que hoy forman parte del numeroso funcionariado catalán que, hasta por no sentirse acosados y salvaguardar a sus familias de ese acoso, no han manifestado nunca su disconformidad con lo que ocurre en Cataluña.

Pero están ahí, quieren a Cataluña y están esperando que alguien les libere de su ostracismo para vivir y trabajar en libertad.

Aproveche a estos sacrificados catalanes que hasta ahora los secesionistas cuentan como suyos, utilizando «el que calla otorga», para hurgar en la división de ese secesionismo.

Pero no llegue tarde.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído