Santiago López Castillo

Fanfarrones electorales

Fanfarrones electorales
Santiago López Castillo. PD

Si uno no tuviera sentimientos ni arraigos vivenciales, que dicen los cursis y muy analfabetos, la inmediata sería que se vayan a tomar por culo. Porque el puto procés es un hartazgo, un coñazo sin paliativos. Prefiero el zumbido del moscardón a la desapacible chicharra que supera el diapasón del estío. Son esos chulánganos que se cagan en la puta España y encima tenemos que recogerles sus excrementos.

Nos vacilan desde los tercios de Flandes. Se amparan en los jueces belgas que no permiten extraditar etarras. Ora pro nobis. Las decisiones judiciales en esa capital central de Europa (será por su situación geográfica, nunca por su intelecto o mesura) son propias de leguleyos o de togas casposas que se confunden con el polvo del camino. Amparan a un delincuente, un golpista y dan y piden lecciones a un Estado de derecho como es España. Pero es que tienen a un redentor prófugo, golpista, loco de atar. Dios los cría y ellos se juntan. Son esos mercachifles con sus locos cacharros. Y, encima, el cobarde de Puigdemont se cisca en la Unión Europea y deja a Cataluña como estado único y republicano de todo el orbe. (Que lo detengan, al estribillo, cantan en Guantánamo…).

La tremenda coherencia, un decir, es cagarse en la puta España y en cuanto huelen el sudor de la celda, alaban la Constitución española. Están paseando lo de «los presos políticos» mientras a Exteriores se la refanfinfla un pollo, Dastis que te das y no mueves un ápice para desmentir tanta calumnia. El prófugo será lo que sea, aparte de traidor y otros adjetivos memorables de sus antepasados, pero han dado -y están dando, hasta que finalice esta farsa- una lección de propaganda FET y de las JONS.

Pienso, por otro lado, que las próximas elecciones en Cataluña no despejarán la situación o el procès, como gustan decir estos catalanistas de aldea. Y eso que -me temo- los encarcelados en prisiones de cristal saldrán de najas para seguir tocándonos los cojones. Una vez más.

Son altaneros, incultos, rastreros. Hasta el Coleta denuncia al Constitucional el art.155 que es bastión de la Constitución.

La más inteligente de esta caterva es Mirella Boya (nunca indicativo de boyera), que para los próximos comicios de la región catalana (nada de nacionalidad) propone una paella con arroz y marisco.

PP.- Me resulta casual los dos fallecimientos -uno detrás de otro- del fiscal general del Estado y el del Tribunal Superior de Cataluña. Casualidad, casualidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído