Pedro Sánchez es un aventajado de Zapatero, cum laude

Otro desememoriado histérico

Otro desememoriado histérico
Pedro Sánchez (PSOE). EP

Mira que estaba guapo tan callado. Bueno, él es un figurín de la planta de caballeros de El Corte Inglés. Hasta que se le ha soltado la lengua de camaleón y nos ha puesto a todos llenos de babas. Y vuelta con la memoria histórica.

Claro. Pedro Sánchez es un aventajado de Zapatero, cum laude. Le faltaba coger el pico y la pala (la hoz y el martini es cuando va de rico, estatus natural y de familia) y echarse a las cunetas para desenterrar cadáveres de la Guerra Civil. Pero sólo los de los rojos, joder qué tío. Él, el muy capullo, que reniega de su abuelo el general Castejón con mando en plaza en el bando nacional. Ha ido diciendo, el so capullo, que sus padres no le dieron estudios por culpa de Franco e hizo dos carreras. (Mi santo padre, contendiente de la guerra, solía decirme que el arma más poderosa del socialismo es la mentira).

Todos los que presumen de rojos han tenido estudios. Pero no muchos hijos del bando vencedor. La izquierda no para de adoctrinar; véase Cataluña. El Coleta y el botarate Sánchez con sus mariachis. Cuarenta años después de la muerte de Franco, los valientes socialistas ZP y Sánchez, algo así como Pili y Mili pero en feo, burlescos, quieren desenterrar al general del Valle de los Caídos para echarle un pulso. Jo, qué tíos. Bueno, qué digo: si ya han ganado la guerra. No hay más que ver cómo el marxismo-leninismo, vencido y desarmado el ejército nacional…, retira estatuas y nombres de calles de soldados valerosos que nos libraron de la zarpa comunista evitando que España fuera un satélite más de la Unión Soviética.

Mas en nuestro país no cabe un estúpido más. La primera posición la recobra el empleado de la planta de caballeros de El Corte Inglés. Mire usted, so merluzo, el de jóvenes y jóvenas, socialistas y socios listos, Lázaro Carreter me perdone, aún en los estertores del régimen se pusieron calles con personajes del bando republicano y el Congreso alberga, desde la restauración de la democracia, figuras tales como Julián Besteiro y Pablo Iglesias. Aunque lo más sangrante fue, manda huevos, hacer doctor honoris causa al asesino de Paracuellos donde murieron 2.500 personas incluidos niños por el mero hecho de ser cristianos.

De modo que este ser singular que es el secretario general del PSOE se ha propuesto sacar a rastras a Franco del Valle de los Caídos, monumento que diseñó desde el punto de vista ornamental, escultórico, el genial Juan de Ávalos, al que conocí mucho, y era un socialista convencido, amante de la pacificación de las dos Españas. Así fuimos todos. Hasta llegar a la Constitución del 78, que tuve el honor de narrar (500 horas de debates) para todos los españoles, alcanzando después -puede que por mi paciencia- el I Premio de la Constitución Española.

Decía mi amigo Cela, que vivió la contienda, y al que los rojos le calificaron de todo, que nunca es saludable echar leña al fuego en las piras en las que ya ardió alguien.

Que Dios me perdone, pero para mí tengo que las derrotas políticas y militares no se restañan con zarzueleras actitudes de juegos florales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído