Hasta cuándo vamos a estar los españoles aguantando

Bélgica y la independencia de Cataluña

Bélgica y la independencia de Cataluña
El coche de la policía belga decorado con la estelada. TW

Hasta cuándo vamos a estar los españoles aguantando a diario al golpista Carlos Puigdemnt, y a toda la farsa que tiene a su alrededor insultando, calumniando, falseando, pretendiendo ridicularizar internacionalmente a España, a nuestras instituciones, jueces, gobierno, partidos políticos, etc.

Entre este sujeto, Arturo, Junqueras, Rovira, Forcadell, Romeva, Rull, Turull, Fon y demás, gracias a nuestros periodistas nos tiene ya hasta los c…, es que no hay un día que la TV, la radio, los periódicos deje de agobiarnos

Esos camaradas, a todo lo que se arriman lo disocian, y si no veamos: rompieron el tándem Convergencia-Unión, -llevaban más de 30 años unidos-, enfrentado a las familias, a los amigos, a los compañeros de trabajo, a los catalanes separatistas con los no independentistas y con el resto de españoles. a los diputados, a los senadores, a periodistas, a cuerpos de seguridad y su policía autónoma, a cristianos con los curas y obispos catalanes, a televisiones, etc.

Se están marchando de Cataluña las empresas, al día de hoy 3000, todas grandes y medianas. Están provocando paro. En Noviembre Cataluña ha tenido más paro que todo el resto de España. Ya hay empresas pensando y haciendo planes para des-localizarse.

Ante esta situación el Gobierno ha aplicado el 155, y el cabeza de este tinglado se da a la fuga, huye a Bruselas a refugiarse para que no lo detengan, para no dar la cara.
Pero se fuga a Bruselas, no a otro país europeo.

A éstos, a los belgas, también los va a echar a pelear con los españoles, y entre ellos, porque ya estamos haciendo historia de ese país, ese en el que se gestionan la mayoría de los asuntos europeos.

Veamos:
Bruselas es la capital de Europa, donde se asientan las principales instituciones de la Unión Europea. En vez de cumplir con ese dignísimo mandato y abstenerse de participar en cualquier conflicto interno, ha sido el único país europeo en que políticos y jueces se han inmiscuido en el proceso independentista de Cataluña.

Theo Francken, Ministro belga de Inmigración, Diputad Independentista Flamenco, ha ofrecido asilo político a Puigdemont, al que dijo que en caso de detenerlo «quedaría que ver hasta qué punto sería justo el juicio», el Primer Ministro, Charles Michel, que gobierna en coalición con otros tres partidos, entre ellos el de Francken, aunque dijo a su ministro que no echara gasolina al fuego, no se ha manifestado sobre el independentismo catalán como sus homólogos europeos.

Francken lleva en el programa de su Partido Político la independencia de Flandes. En los pasillos del Parlamento Belga, el 4 de Octubre colgaron una estelada, lo que provocó quejas entre los parlamentarios belgas. Y como no podía ser de otra manera ha dado lugar a un rifirrafe entre España y Bélgica.

Hace dos días se ha hecho una manifestación en Bruselas por españoles de Cataluña y belgas a favor de los golpistas, con discursos a favor de Puigdemont, los consejeros y los jordis. No debía haberse permitido por el Gobierno de Bélgica que golpistas de un país de la Unión Europea se manifestaran en su contra.

Donde se pretendió dejar en ridículo a Estado Español y a sus instituciones judiciales. Más abajo veremos los insultos que hicieron al Estado Español.

Puigdemont ha huido a un país dividido como pretende hacer Cataluña en España. Veamos:

En Bruselas, Flamencos y Valones están en conflictodesde la creación del Estado Belga en el siglo XIX,. Bélgica, desde 1.963 está dividida en dos zonas: Flamencos al norte, y francófonos al sur. Al punto que la política belga siempre está complicada en busca de acuerdos entre ambas partes. Es eso lo que pretenden los separatistas y los belgas para España?

La división en Bélgica, llega al extremo, que en 1.968 los universitarios francófonos fueron expulsados de la Universidad Católica de Lovaina, de localización flamenca, escindiéndose la Universidad.

La judicatura belga ha puesto en duda nuestra legalidad. Han mandado a la nuestra un cuestionario donde nos piden expliquemos las medidas de las habitaciones de los presos en las cárceles, metros cuadrados por preso, horas de paseo, trato humano, visitas. Nos preguntan por los derechos humanos, etc.

Pero donde creen esos jueces y parte de sus políticos que está España. Es que dudan de nuestra democracia, legislación, aplicación de los derechos humanos. No saben que todas esas exigencias se deben cumplir democráticamente para integrarse y mantenerse en la Unión Europea?.

Han dado lugar los jueces y políticos belgas a que se publique en la prensa y en las redes españolas la foto que se hizo en Bruselas en 1953 en la que niños a negros los exhibían en la calle enjaulados como esclavos. No hace tanto tiempo de esa foto, por esos años ya habíamos nacido muchos de nosotros. Ya se les ha olvidado las prácticas de ellos para actuar de forma humillante con los españoles.

Se les ha olvidado que en 1963 dividieron a su país en dos zonas, también se les ha olvidado que unos belgas echaron de la universidad a otros belgas por discriminación.

Aunque sea por humildad, o por la poca fortuna que tienen en la desunión entre sus compatriotas, deben respetar la normativa y la democracia española. No deben hacer afrentas a un país de la Unión. Que no vean que en España existe una democracia, solo se entiende que es por tener problemas de convivencia entre ellos como los separatistas se han inventado en España, o no ven que en España hasta quienes han dado un golpe a la legalidad, están en la calle en libertad provisional. ¿De qué dudan esos?

No creo que si el caso se diera en Bélgica actuaran dejando a los golpistas en la calle como ha pasado aquí en vez de en prisión. Aquí ahora lo que ha habido es demasiada flexibilidad con los golpistas. Aunque ellos no se fien.

Ahí, a ese país que tan mal nos ha tratado y tan bien lo ha tratado se ha fugado Puigdemont. Veremos si no levanta también los ánimos encontrados entre los belgas con sus mentiras, sus insultos, su antidemocracia española, presos políticos, etc. Lo que ya hemos visto que está pasando, como con todo a lo que se acerca Puigdemnt.

Todos los días vemos a los periodistas extranjeros y nacionales detrás de él haciéndole fotos, sacándolo en TV, y ahora en campaña electoral, aún más, calentando los ánimos contra España todos los días. Espero que a los belgas en vez de enfrentarlos a nuestro país por sus simpatías o antipatías a España, los tenga ya tan hartos como aquí estamos del independentismo catalán y de Puigdemnt.

Para rizar el rizo de sus ofensas a España, Puigdemont en su última declaración ha dicho en Bélgica a los medios audiovisuales que al «Estado Español le ha entrado miedo a hacer el ridículo», «Que tiene miedo de la mirada del mundo, y han empezando retirando la euroorden y acabarán retirando el 155».

Vuelve a mentir. El Juez de Tribunal Supremo Llarena ha anulado la euroorden, arruinando la estrategia de Puigdemont, porque los belgas pretendían la imputación por delitos menores, no por sedición y rebelión como está él, los otros huidos y sus compinches encarcelados en España, Y de retirar el 155 menos, no se va a ir de rositas después del daño que ha hecho a Cataluña, a sus finanzas, a las relaciones humanas, a los fondos públicos entregados en subvenciones a los jordis y del presupuesto a Romeva y demás.

A España la apoya Europa, a los separatistas nadie, excepto Maduro, y los separatistas belgas. No tiene miedo El Estado, tienen miedo él y sus secuaces, ellos se han fugado, han huido, y me atrevo a aventurar que para no volver. El Estado Español está donde tiene que estar. ¡En su sitio!.

Juan Ángel Torres Castro
Abogado
Ex Secretario General y Ex Director General de la Junta de Andalucía

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído