Iceta se erige en un iluminado

PSOE: no son de fíar

PSOE: no son de fíar
Miguel Iceta, PSC. PS

Lo venía diciendo, y no soy augur. El PSOE de Ferraz y el de las Ramblas de Cataluña no son trigo limpio. Se mecen en la ambigüedad como siempre lo hicieron PNV y Convergencia i Uniò. A Iceta se le ve el plumero, y no me refiero a cualquier otro significativo plumaje. Sino al político, que tiene muchas venas y no pocos recorridos.

El gordito relleno, cual se muestra el catalán, es un especulador de la independencia y de la ruptura de España que, salvo excepciones, siempre fue un objetivo de la izquierda. Felipe González, haciendo historia, eliminó en las Cortes el grupo socialista catalán. Pero esas órdenes los conmilitones se las pasaban por el forro de los cojones. Salvo, con mi reconocimiento, a Ernest Lluch, que hizo tronar su palabra hasta ser asesinado.

Iceta, con ce, no como la esnobista republicana y reina consorte por el capricho de Dios, que creo son unos quesos divinos. Se erige en un iluminado. Al socialista se le ha visto el plumero al anunciar -si llega al poder- el indulto para los golpistas catalanes. Luego se ha desdicho. Pero él no habla por boca de ganso. Para eso está Sánchez que, aunque empleado de la planta de caballeros de El Corte Inglés, es un obseso de la Moncloa y un ser incapaz político, compañeros y compañeras. Otra cosa nos cantaría si estuvieran en activo Felipe, Guerra y Borrell, quien, recordemos, pronunció un discurso impecable en la manifestación en pro de la unidad de España. Ambos cabecillas -sin nada dentro en la mollera-, Sánchez e Iceta, digo, responden a su ego personal, lo que tantas veces han criticado al PP y callan como putas el juicio de los Eres de Andalucía y sacan en andas a Cháves y a Griñán, la corrupción más gravemente cometida en lo que va de democracia, trileros y trincones (supuestos, faltaría más) que hacen de la propaganda nazi un parvulario.

En el caso de que los independentistas (en cualquier país estarían todos en la cárcel) no obtuvieran la mayoría, España padecería por enésima vez el azote del tripartito. Con estos petimetres de la sodomía política, volveríamos a los moriles y Montilla, a los Carod-Rovira, a los Maragalles del 3%, que eran 3…como las hijas de Helena, y ninguna era buena.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído