Raloch

El respeto es mutuo

El respeto es mutuo
Anuncio de la cabalgata trans Agencias

Esa frase se la oí pronunciar al insigne sociólogo y catedrático Amando de Miguel, comentando los problemas actuales de nuestra sociedad.

Vivimos en una época en que se confunde libertad con libertinaje; que no se quiere saber que la libertad de uno, termina donde empieza la de los demás; donde el fin justifica los medios; donde no se valora lo que una persona es, sino lo que aparenta.
Todo lo anterior nos lleva a una realidad en la que, los espectáculos bochornosos, tanto en el fondo como en la forma, nos son ofrecidos con bastante frecuencia, sobre todo por aquellos que no paran de hablar de libertades y derechos; que en realidad, desean destruir todo lo que existe porque nuestra civilización, con dos mil años de antigüedad, está equivocada. Ellos nos impondrán (porque nos conviene a nosotros), la verdad (su verdad), dado que somos como niños pequeños y necesitamos iluminados que nos guíen.

La esencia de un pueblo se sustenta en sus tradiciones, si estas desaparecen, el primero como tal deja de existir. El pueblo español es el resultado, aunque a algunos no les guste, de la filosofía griega, el derecho romano y la tradición judeocristiana. La mayor parte de los pueblos están orgullosos de sus tradiciones y las conservan, pero desgraciadamente entre nosotros han surgido unos redentores, a los que no les importa destruirlas, porque así nos llevarán a un mundo mejor.

Estos comentarios vienen a cuento, en relación con las cabalgatas de los Reyes Magos, que se han celebrado en algunos barrios y ciudades de nuestro país.
Dichas cabalgatas nacieron como un espectáculo para niños, basado en una tradición religiosa, un problema para algunos. Lo lógico sería conservarlas así, como se hace con otras fiestas tradicionales populares. Sin embargo en base a unas ideas de evolucionar, enriquecer, ampliar, mostrar la diversidad, etc., algunos las han convertido en un medio más de hacer propaganda de su pensamiento.

Hay que respetar la manera de pensar de esa gente, como la de cualquier otra, pero lo que no es admisible que se aprovechen de ciertos eventos, que no tienen nada que ver con lo que predican, para hacer su publicidad.

La base de la convivencia es yo respeto sus ideas, pero usted respete las mías. Como dijo el profesor, el respeto es mutuo.

La Cabalgata de Reyes, son estos y sus pajes. ¿Qué tiene que ver una drag queen, una cabaretera, y una hip-hopera, en medio de los anteriores? ¿A cuento de que una Carroza de la Diversidad? Según ellas, su participación en la fiesta infantil no desnaturaliza la tradición, sino que es de utilidad para lanzar un mensaje con conciencia social. ¿Por qué las Reinas Magas Republicanas? Es demencial.

Parece que como se dice vulgarmente, confunden (intencionadamente), la velocidad con el tocino. Cada cosa tiene su momento y lugar apropiado. Una fiesta infantil es eso, y no una plataforma para hacer propaganda de ningún tipo.

Por otra parte nos podemos hacer una pregunta. Esa gente, en un acto propio, organizado para propagar sus ideas, ¿permitirían actuaciones de otros expresando ideas contrarias a su espíritu? La respuesta es obvia.

Igualmente en varios municipios catalanes, las carrozas de los Reyes iban adornadas con lazos amarillos, ¿casualidad o es color de moda este invierno? En unos, Sus Majestades han tenido que leer su pregón al lado de pancartas que pedían «libertad para los presos políticos». En otros, en el discurso de bienvenida, se les ha informado que hay cuatro personas en prisión que no se lo merecen, porque lo único que han hecho es repartir ilusión como ellos.

¿Qué se puede decir ante todo lo expuesto? Que es vomitivo, aprovecharse de una fiesta de y para los niños, para hacer propaganda, de ideas partidistas o políticas. Todo lo comentado es sectarismo puro y duro, no respeto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído