Raloch

Vuelta la burra al carro

Vuelta la burra al carro
Roger Torrent TV

En la sesión constitutiva del Parlament Catalán, el presidente de la Mesa de Edad, en vez de versar su discurso sobre el acto en sí, aprovechó la ocasión para lanzar un alegato anti español, para a continuación, con el apoyo de la misma, pasarse por el arco del triunfo el artículo 93 de su Reglamento, el informe, ciertamente no vinculante de sus letrados, y autorizar el voto delegado de los diputados en prisión preventiva.

No hay que olvidar que tuvo el apoyo de la marca blanca de los morados en Cataluña, esos que en cada momento se arriman a lo que más les conviene para hundir la España actual, y que su abstención permitió la elección del nuevo Presidente del Parlament.

¿A alguien le extraña? Ocurrió lo que era de esperar. Ha sido una demostración de que el célebre 155, con la vaselina y mínimos que se ha aplicado, no ha servido para nada. Por otra parte, con decir que todo fue una actuación teatral, y que a partir del momento van a ser muy buenos, varios cabecillas salieron de la cárcel. Pero tranquilos, aunque la representación ha costado a los españoles ochenta y tres millones, ninguno de los manifiestamente incompetentes altos cargos dimitirá.

El nuevo President del Parlament, si bien en su primer discurso fue un tanto conciliador, cosa que entusiasmó a algunos inocentes políticos constitucionalistas, no deja de ser quien es. Se auto define como un «diputado del Parlament de la república catalana», y afirma que «nosotros tenemos muy claro lo que vamos a hacer esta legislatura, que lo haremos con voluntad de diálogo y, a la vez que, no pediremos permiso para conseguirlo» Sabemos que su diálogo es, queremos esto, y ya advierte que no pedirán permiso para conseguir sus fines.

¿Alguien tiene aún dudas sobre el personaje? Si es así baste recordar que una de sus actuaciones como alcalde de su pueblo, fue multar a un vecino del mismo, porque quiso hacer cumplir la Ley de Banderas. Que viajó a Bruselas con otros alcaldes a rendirle pleitesía a la Fregona. Que participó en el cerco a la Guardia Civil, cuando ésta practicaba, por orden judicial, un registro en la Consellería de Economía. Que en un informe remitido al Tribunal Supremo figura como uno de los acosadores a la comisión judicial que investigó la organización del 1-O.

Su primera actuación pública será en la elección del President de la Generalitat. Hagamos un análisis del panorama. El secretario general de Demócratas por Cataluya afirma rotundamente que solo hay un candidato a la investidura, al que se debe investir de la forma que sea. Un catalán, profesor de Derecho Constitucional en una universidad danesa, partidario de lo mismo va más allá, al afirmar que el proceso independentista «necesita diez muertos», («con diez muertos no estaríamos donde estamos») y paralizar la economía, al tiempo que solo contempla dos opciones, comprar kalashnikovs y la desobediencia firme del Govern.

¡Qué hará el flamante nuevo President del Parlament? Una investidura telemática o por poderes de la Fregona vulnera el Reglamento del mismo y contará con el informe contrario (aunque no vinculante) de los letrados. ¿Se pasará todo por el arco del triunfo y aceptará como candidato al huido? No me extrañaría que así fuese. Las informaciones que circulan, ya especulan que la Fregona podría regresar camuflado para la investidura, refugiarse en el Parlament, con un millón de personas protegiéndolo fuera, y que «lo saquen a hostias»

No es pura fantasía que intentasen lo último apuntado, solo hay que repasar la historia. ¿El gobierno se atrevería a intervenir?, ¿pondría como excusa para no hacerlo que podría haber un baño de sangre, aunque él no fuese el responsable y muchos independentistas lo deseen y gustosamente lo provocasen?

En definitiva, vuelta la burra al carro, pero con ochenta y tres millones menos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído