Manuel del Rosal

Carta abierta a Arturo Pérez Reverte

Carta abierta a Arturo Pérez Reverte
Manuel del Rosal García. PD

«España es un Titanic con capitanes incompetentes y pasajeros aplaudiendo y haciéndose selfies con el iceberg»

Sr. Pérez Reverte: Usted ha dicho que le aterran los capitanes incompetentes, mediocres e ineptos al frente de ese Titanic que es España. Permítame decirle que a mi me aterran más, mucho más los pasajeros aplaudiendo y haciéndose selfies.

Los capitanes ineptos, mediocres e incompetentes están al timón porque les legitiman los votos de los pasajeros que, libremente, depositaron su voto en la urna. Aquí ya nos debemos hacer una pregunta: de quién es la responsabilidad de que España semeje un Titanic, ¿de los capitanes elegidos para dirigir el barco o de los pasajeros que les votaron?

Estamos, según dicen, en una democracia. En una democracia quien tiene el voto tiene el privilegio de elegir, de dar el poder, de entregar el timón del barco. Si en un país el timón del barco es entregado a capitanes que no están capacitados para hacer navegar al país por mares de calma, bienestar y justicia es que los pasajeros se han equivocado o se han dejado engatusar por las promesas de esos capitanes que, tal como el flautista de Hamelin, han llevado al barco y a sus pasajeros al borde de los acantilados, al borde del precipicio.

Usted habla de este gobierno, pero quiere decirme si entre los posibles capitanes de los distintos partidos, hay algún capitán que ofrezca las garantías necesarias para hacerse cargo de la singladura del TitanicEspaña. No, ¿verdad? Y esto es así porque este barco llamado España tiene tres vías por donde le entra el agua y que, de momento, nadie sabe taponar: una vía es la de los capitanes ineptos, otra la de los capitanes en la oposición, más ineptos todavía y otra – la más dañina – unos pasajeros que votan a sus capitanes desde el rencor, el odio y la intolerancia hacia el otro capitán. Que votan, no para, sino en contra. Que votan como hooligans de su equipo, aunque este sea el peor equipo del mundo. Es por todo esto por lo que no son los «capitanes incompetentes, sino los pasajeros aplaudiendo y haciéndose selfies con el iceberg», lo que más me aterra.

Atentamente.

Manuel del Rosal

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído