ANÁLISIS

Carlos Herrera: «Los leninistas de Podemos utilizan la guadaña como disciplina de partido»

Carlos Herrera: "Los leninistas de Podemos utilizan la guadaña como disciplina de partido"
Carlos Herrera en su programa de la Cadena COPE. CC

Señoras, señores, me alegro, buenos días:

¿Qué tal están damas y caballeros? Es jueves. Es 19 de abril del 2018. Va a ser otro día soleado, otro día primaveral. Esa primavera que por fin ha llegado. Miren, curiosamente donde puede llover es en Canarias, eh. Predomina el tiempo estable, las temperaturas si quieren ustedes bajan un poco y el escenario de las noticias está un tanto entretenido.

Un tanto entretenido sobre todo por aquellas cosas que hablan de la pasión de los seres humanos en determinados colectivos por hacerse con el poder, por echar al que está, por hacer ver que todo está muy bonito, que todo es fantástico, pero luego en realidad no es tan fantástico, etcétera, etcétera.

¿Y eso a qué viene? Pues eso viene directamente a lo que esta ocurriendo en el interior de Podemos. En el interior de Podemos que está empezando a vivir determinadas… Eso que se llamaba luchas intestinas, más intestinas que nunca entre determinados números 2 y el liderazgo de los Chauchescu. Es decir, de Pablo Iglesias fundamentalmente acompañado de la que será la madre de sus hijos, Irene Montero.

Ayer se conoció, se lo venimos contando esta mañana, un documento en el que Carolina Bescansa proponía a Íñigo Errejón un plan para desalojar a Pablo Iglesias de la secretaría general. ¿Y en qué consistía eso?

En yo voy contigo a las primarias para la comunidad y luego tú me ayudas a mí para sustituir a Iglesias en las generales del 2020. Claro, una vez se supo todo eso tanto el uno como el otro se quitaron de en medio y dijeron:

«No, yo no era; espérate; este documento es una tontería; se ha filtrado: no debería haberse filtrado; a mí que no me digan; yo no, por favor; cómo vas a pensar eso; etcétera, etcétera, etcétera».

Pero… Vamos, quedan pocas dudas de que, efectivamente, hay una corriente dentro de Podemos contraria a Pablo Iglesias. Esta noche Carolina Bescansa ha renunciado a ocupar el número 2 de la lista electoral de la Comunidad de Madrid en las elecciones el año que viene y ahora…

Ya saben ustedes como se las gastan estos leninistas, ¿no? El comunismo en sí mismo lo que utiliza como disciplina de partido: la guadaña. Pero ya veremos la guadaña hasta dónde llega.

Pero es que, además, el Partido Socialista con una vista que Dios se la conserve le ofreció a Manuela Carmena ser su candidata en Madrid en 2019. Usted dirá, pero vamos a ver, ¿Manuela Carmena no es la candidata de Ahora Madrid, de esa excrecencia de Podemos que tiene los tipos que tiene en el Ayuntamiento? Sí.

¿Y que ofrece el Partido Socialista a ir de cabeza de lista, alcaldesa del PSOE a ella? Sí, sí. Para que vean ustedes cómo es el despiste de toda esta tropa. Pues se lo ofreció el matemático, José Manuel Franco.

Claro, cuando les han pillado con el carrito del helado, dicen:

«Hombre, no. En realidad yo no quería… Era una cosa, una cuestión de admiración. No un ofrecimiento formal. Por aquí, por allá».

Ahora Madrid ha dicho que Manuela Carmena jamás ocupará la candidatura de otro partido. Y así está la izquierda madrileña, entretenida en conspiraciones varias

Bueno, otra de las cuestiones, saben ustedes que en los últimos días vienen coleando es el hecho de que el ministro de Hacienda, Montoro, el que controla la Agencia Tributaria, el que le envía a usted a todos estos inspectores de Hacienda a que revisen cada milímetro de sus declaraciones y que, además, establezcan la verdad proclamada y a los que usted tiene que demostrarle que es inocente, no ellos que es usted culpable, etcétera, etcétera, etcétera.

Ese mismo ministro de Hacienda, el otro día decía que no se gastó dinero público en la consulta ilegal del 1 de octubre. Que uno ya no sabe si es que ahora Cristóbal Montoro se dedica a ser encubridor de los que organizaron el 1 de octubre.

Pues, ha salido el juez Pablo Llarena y le ha pedido al ministro que aclare en qué se basa. Y dice el ministro que esta noche va a enviar al juez los datos donde se detalla el control de la ejecución presupuestaria.

Porque, además de efectivamente, no corresponder con la realidad de los informes de la Guardia Civil, lo que dice Montoro, esta lumbrera política que atesora el Gobierno del Partido Popular, está lógicamente siendo utilizada por líderes independentistas.

Hombre, claro, pero si hasta el ministro de Hacienda del Gobierno de Rajoy dice que no se ha malversado dinero público, no se ha utilizado dinero público, cómo entonces se les ocurre estas cosas. Bueno, pues, hombre, además es que esto contradice las fuentes de prueba del sumario en el que se ha procesado a varios implicados por el delito de malversación.

El informe que el juez Pablo Llarena encargó a la Guardia Civil revela que la Generalidad malversó casi dos millones de euros. Dos millones de euros, Montotro, dos, procedentes de fondos públicos. Todo ello para la organización y celebración del referéndum del 1 de octubre. Montoro, dos millones.

El partido Vox, que está personado como acusación popular, decía esta noche que estos datos dejan en evidencia lo que ha manifestado el ministro Montoro. Ha pedido la dimisión.

Y por otra parte, el tribunal alemán dice que no está descartado todavía que pueda solicitar el delito de rebelión contra Puigdemont. Ahora mismo el caso está en manos del fiscal general. Y al fiscal general le corresponde decidir si presenta un nuevo escrito sobre la petición de extradición, si solicita…

Vamos, la causa para España por rebelión y malversación de fondos públicos, etcétera, etcétera, etcétera.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído