ANÁLISIS

Santiago López Castillo: «Tontas/os sin Fronteras»

Santiago López Castillo: "Tontas/os sin Fronteras"
El presidente socialista Pedro Sánchez y todos los ministros de su Gobierno. EF

Toda esta patulea, también vale chusma, nos están dando días de gloria. Y eso que acaba de empezar la función. El empleado de la planta de caballeros de El Corte Inglés ha tomado medida a sus ministros y nada más entrar por la puerta (se reserva el derecho de admisión) ha impuesto su léxico sin saber si se escribe con equis o con ese, con be o con uve. ¡Viva el lenguaje sexista y la tonta/to del Bote! No te jode el indigente cultural Sánchez, todo por el partido y por la pensión vitalicia por los siglos de los siglos. Sí, nos jode y de qué manera. Los socio-listos, hacia Dios aunque sean agnósticos.

Resulta hermoso escuchar a su cohorte las adulaciones a un presidente impresentable que, según cuentan, eyaculó de forma precoz -según dicen- nada más plantar la pata en la alfombra roja de la Moncloa. Los aborregados integrantes del Ejecutivo/a, según prometieron en una jura falsa, hubieron de utilizar el lenguaje sexista al que tan aficionado es el feminismo imperante: ministras y ministros, periodistas y periodistos, españoles y españolas, etc. Y encima, la RAE, que cada vez da menos brillo y en absoluto esplendor, acoge con beneplácito esta forma de juramento sin reparar los so merluzos (los académicos, me refiero) que en nuestras gramáticas existe el genérico y el neutro. O como dice Rodríguez Adrados: «Si alguien quiere sacudirse complejos, le diré que el masculino genérico no es un invento para molestar a las mujeres. Es un resto de la época pregenérica del Indoeuropeo».

El asunto es serio. La institución que dirige Darío Villanueva está rayando en la ridiculez y destrozando el español. Da por buenos vocablos cursis y horteras, y admite palabros que emergen de una juventud zafia, desilustrada, fruto de la cultura cibernética del ordenador y el móvil a discreción. ¿Qué se debe hacer -menudo pollo el nuevo ministro de Cultura-incultura- cuando, además, en Cataluña los/las frenéticos/as independentistas prohíben un acto en la Universidad de Barcelona sobre Cervantes. No me imagino tamañaza prohibición en la Inglaterra de Shakespeare.

Y ya, para mear y no echar gota, la aseveración de una consejera catalana que dice que «el español es una lengua impuesta de la etapa colonial«. En España no cabe un tonto más. Sean exiliados o advenedizos incultos. Para el caso, da igual.

XXX

LA FOTO.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (primera fila,c), y la vicepresidenta y ministra de Igualdad. Carmen Calvo (a su derecha), posan para la foto de familia con el resto del Ejecutivo tras la primera reunión del Consejo de Ministros hoy en La Moncloa, (de arriba a abajo y de izquierda a derecha) los ministros de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque; Economía y Empresa, Nadia Calviño; Transición Ecológica, Teresa Ribera; Cultura y Deporte, Màxim Huerta; Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón; Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio; Fomento, José Luis Ábalos; Educación, Formación Profesional y Portavoz, Isabel Celaá; Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet; Hacienda, María Jesús Montero; Justicia, Dolores Delgado; Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell; Defensa, Margarita Robles e Interior, Fernando Grande Marlaska.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido