Análisis

Salvador Monzó Romero: «Empezando por la cabeza

Salvador Monzó Romero: "Empezando por la cabeza
Salvador Monzó

I

Remar contra corriente
Vigoriza los músculos y tensa
Las cuerdas de la mente,
De modo que uno piensa
Que atacar es la mejor defensa;

A los Rojos de España
Me refiero, -no a los de las Bermudas-,
Que con su mala saña
Y sin lugar a dudas
Lo suyo es vendernos como Judas;

Esta vez no ha sido una,
Han ido todas las Izquierda juntas,
Como Fuenteovejuna,
A poner con sus yuntas
A las Derechas cara de difuntas;

En esta tesitura,
De la verdad cruzando siempre el vado,
Su Moción de Censura,
-El asunto tratado
Con luz-, ha sido un Golpe de Estado,

Por más que hoy la sombra
De la Ley le dé patente de corso
Y le ponga alfombra
Al Rojerío que, el torso
Cubierto, su mala uva desescombra;
Nadando aguas arriba,
Seguiré, aunque a los Rojos escueza,
De no ir a la deriva
Seguro, con la proeza…
¡De no dejar títere con cabeza!.

II

Mi peso corporal: ciento
Cinco kilos; pero el alma,
No dada a tanta calma,
De negarse condimento
Tanto, se lleva la palma;
Limpio de polvo y paja,
Lo que hace es que raja
Mucho más que un sacamuelas,
Y a los Rojos, tras las muelas
Romperles, darles mortaja;

Si no fueran mala gente,
Tal que ha sido el Zapatero
Y hoy en su mismo sendero
El Sánchez más indecente,
Brillaría el lucero
Del alba, pues ya en las noches
De sus pringues y derroches,
Habría otras bujías,
No las de las utopías
De estos pringados fantoches;

Si hacer el mal se convierte
En asquerosa rutina,
Cuyo núcleo es la inquina,
Tarde o temprano revierte
Fijo en su propia ruina;
Sepan que este es el precio
Que se paga:… ¡el desprecio
Del Zapatero por vil,
Y acudiendo a otro perfil,
Del Pedro Sánchez por necio!.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído