ANÁLISIS

Santiago López Castillo: «¿Hasta cuándo este desprecio?»

Santiago López Castillo: "¿Hasta cuándo este desprecio?"
El Rey Felipe VI, Pedro Sánchez y Quin Torra aplauden juntos al Himno nacional de España, en los Juegos del Mediterráneo. TV

Aquí, en este país, antes llamado España, se quema la bandera nacional, la foto del rey o de la reina (ella me importa un huevo por trepa y republicana), se abuchea el himno nacional, y los antisistema se hacen caca de la vaca por el paso a nivel. Los locos independentistas han vuelto a humillar a la Jefatura del Estado, a proclamar persona non grata a grata a Felipe VI en el territorio catalán, que es España, so gilipollas.

Paniaguados, favorecidos del franquismo, como lo fueron las provincias vascongadas, mientras los extremeños, por ejemplo, se comían los mocos. Diga usted que sí.

– ¿… y dónde estaba la consorte, más ocupada con el taxi de su abuelo que echando una mano a la monarquía?
– No me haga usted hablar.

Lo suyo es la sisa y las fiestas de guardar; es decir, las que no se cumplen, viva el agnosticismo y la coreografía de «España, mañana será republicana». Perdón por el exabrupto: pero en los escarceos amorosos del que llegaría a rey, a la pretendiente Eva Sannum se la tildó poco menos que de una furcia o prostituta.

No me voy a remontar a mis sentimientos catalanistas, por tierra, mar y aire. Quienes me conocen lo saben. Y me cuentan el calvario que están pasando con estos golpistas de medio pelo. Tejero fue enrejado, muerto y sepultado. Pero estos zurupetos campan por sus respetos, que son ninguno. ¿En qué país un pelanas xenófobo comete desacato al jefe del Estado y no pasa nada? ¿Y qué hacía el maniquí de El Corte Inglés en los Juegos Mediterráneos? La foto. Tieso como un palo, no mostró ni el más mínimo gesto hacia la figura del monarca. Ya. Sánchez considera que el Estado c’est moi y tiro porque me toca. Ha conseguido que las hordas soberanistas den otro paso al frente, hacia la independencia, colmando los deseos del presidente por la puerta falsa para la definitiva disgregación de España.

– ¿Éste es el que iba a convocar elecciones nada más pisar la moqueta monclovita?

¿El que instaba a Rajoy a aplicar el 155 pero sin mover un frame contra TV3? Pero qué rápido ha estado para desalojar al PP de la dirección de RTVE. Como alto cargo de Informativos que fui, he de proclamar que desde los tiempos de UCD siempre mandaron UGT y CC.OO. además del PSOE en sesión continua. Sirva este ejemplo, cuando llegó Carmen Caffarel (2004), socialista de toda la vida (su padre, actor, siempre en «Estudio 1», qué malo era Franco) me destituyó del programa «En Verde», un espacio pedagógico, divulgador del medio ambiente y los animales. Ellos se lo pierden, partida de inútiles. Sectarios sin fronteras.

Así entiende la democracia el PSOE. Todo para mí, nada para los demás.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído