Análisis

Cristóbal Valladolid: «PSOE, un partido incoherente»

Cristóbal Valladolid: "PSOE, un partido incoherente"
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE). EP

Hay algo incoherente en el PSOE, una incoherencia que salta a la vista pero que no podría existir sin la colaboración de los medios de comunicación, veamos:

Hay un PSOE que regresó del exilio con Felipe González, Alfonso Guerra i Nicolás Redondo, un PSOE renovado que contribuyó a la transición desde el franquismo a la democracia, sin traumas, el ´mismo PSOE que ahora está en el poder. Un partido con el sello de demócrata.

Había antes de la guerra otro PSOE, que se oponía a que votasen las mujeres porque decían que eran influenciables por los curas, que decía que el socialismo era incompatible con la democracia, que predicaba la guerra civil para llegar al poder, que dio un golpe de estado en 1934 que causó miles de muertos en Asturias y una proclamación de independencia en Cataluña, que asesinó a miles de personas en las checas, que admiraba abiertamente el acceso de Lenin al poder mediante el terror en la URSS. Un PSOE para olvidarse, la antítesis de la democracia tal como la conocemos ahora, e incluso en su tiempo.

Y por desgracia para ellos, está todo en las hemerotecas, incluso en El Socialista, su propio periódico, y en las actas del Parlamento.

La incongruencia consiste en que de vez en cuando, ese PSOE demócrata del 78, nos sale alardeando de ser un partido con 130 años de antigüedad, y en vez de seguir por la senda del olvido iniciada en la transición, en pro de la unión de todos los españoles, parece que nos quieran dividir, una vez más, como si quisieran reproducir la situación de España antes de la Guerra Civil.

Pero lo peor, lo que no se comprende, es que los medios de comunicación cooperen mediante el silencio, a que se consolide esta gran mentira de que el PSOE de antes de la guerra era un partido del que estar orgullosos, cuando fueron tan responsables de la Guerra Civil, como los militares sublevados, habiendo intentado ellos mismos dar un golpe, que fracasó, en 1934, pero causó unos dos mil muertos, y que de haber triunfado, estaríamos ahora como en Ucrania, por ejemplo, saliendo de la dictadura del proletariado después de 45 años, sin rechistar y haciendo cola en los economatos públicos para conseguir alimentos y productos de primera necesidad, los cuales no siempre estaban disponibles a la vez.

Es hora de que los medios de comunicación se quiten los complejos de encima, pues callarse ya ni siquiera es políticamente correcto, cuando nos hablan de la bondad del PSOE de los 130 años, de su lucha por la libertad y todo eso, cuando era lo contrario.

Aquí hay un PSOE, el de 1978, que tiene 40 años, es un partido al que se le supone honrado en su conjunto, con gente auténticamente demócrata y que ha trabajado para la democracia.

Si algunos de ellos quieren volver al pasado, si creen que desenterrar muertos es bueno para España – lo cual dudo mucho pues solo sirve para dividir- pues bien, que lo hagan. Pero una vez puestos, que quiten, o le cambien el nombre, por ejemplo, a esa Fundación Largo Caballero, y la calle que tiene en Madrid; Largo Caballero fue tan golpista, como Franco, solo que éste último si triunfó con su golpe.

Y los medios, por lo menos los mas serios, que no cooperen con su silencio a facilitar un relato amable sobre un partido anti demócrata, con checas donde se asesinaba a gente por ir a misa. Porque de todas formas ese relato de los cien años de honradez, solo lo compran ya quienes no se molestan en leer, la historia ya está escrita, la escribieron ellos mismos en su día.

Quieren reescribirla, pero hay demasiada documentación original y eso al final es lo que cuenta, los complejos pasan.

No es broma

http://nosonbromas.blogspot.com/

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído