Análisis

Victor Entrialgo De Castro: «Secuestro del pueblo soberano»

Victor Entrialgo De Castro: "Secuestro del pueblo soberano"
Sánchez

El pueblo soberano, la mayoria de ciudadanos de este pais que no tiene medios ni instituciones útiles con los que defender su soberania, vive sin poder apenas reparar en ello, secuestrada por golpistas separatistas e indocumentados que han tomado la televisión pública y salen a todas horas en ella sin que sepamos por qué.

Vivimos dentro de un golpe de estado, una burbuja política artificial que ha ocupado los telediarios como cuando los guardias civiles de Tejero llegaron a Prado del Rey. Allí les pararon. A los separatistas y perroflautas anarcocapitalistas no los ha parado esta vez nadie, primero porque los anteriores no hicieron nada, y después, porque el gobierno colaboracionista de Sanchez, como el de la Francia de Vichy, con tal de mantener su poder y su nómina jamás soñada, con sus atrevidas pero limitadas dotes está dejando que quienes pretenden destruir el Estado, se hagan con él.

Vivimos, sin apenas darnos cuenta, dentro de un golpe heredado de Mariano y Soraya, que revelaron su manifiesta incompetencia y ni siquiera pidieron ayuda y en el caso de ésta última, pretende volver armada sólo de lo que ha logrado averiguar y persuadida de una valía a la que ella misma apela y que de poco le ha servido hasta crear nuestro nuevo 98: Un gobierno de 86 diputados en manos separatistas, el desastre de gestión de la crisis catalana con la huida del principal responsable, el presupuesto en manos de los nacionalistas vascos y un idioma de 300 millones que es perseguido dentro de su propio pais.

Nunca debió usted cruzar el Missisipi, Sr. Sanchez. Su ambiciosa felonía ya está consumada pero aquello por lo que va a purgar su política y su traición está por inventariar. La traición a España de Sanchez con relación al pueblo soberano desde la moción de censura es tan incontestable como la rebelión contumaz de Puigdemont. En aras de su ambición están pisoteando el jardin de la soberanía como jabalíes salvajes o piratas de tercera división con una flor entre los dientes.

Piratas. Estamos secuestrados por piratas al abordaje del barco de todos para llevar a cabo una rebelión a bordo que pretende hacer astillas el navío, una hoguera en la que calentarse con los amigos, robar el 3% de los tesoros que encuentren, y seguir sin trabajar.

Antes de que los indeseables que usted ha metido en el barco le empuje en el trampolín y tenga que saltar al mar donde le esperan hambrientos los tiburones, Vayase Sr Sanchez y convoque elecciones ¡YA!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído