Análisis

Santiago López Castillo: «El guapo que no da la cara»

Santiago López Castillo: "El guapo que no da la cara"
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE). EP

Jo, con el empleado de El Corte Inglés que hoy, lo menos, es gerente de la planta de caballeros, prêt-a-porter y a la medida. En un pispas, se ha entronizado en la Moncloa con alfombra roja, banderas de la nación de naciones y lazos amarillos de los golpistas encarcelados. Recibe a cualquier hora. El caso es la foto. Pero no da la cara. Porque teme que se la rompan. En lenguaje común es un jeta; él, que se prodiga en apócopes y en lenguajes sexistas, compañeros y compañeras. En dos meses, no ha convocado una rueda de prensa en condiciones, cuando poco tiempo atrás acusaba a Rajoy de ser un «plasma» y un pasmado, además de otros improperios como «impresentable» y hasta imbécil.

Lo del «Phanton» es como para mear y no echar gota. Qué hubiera ocurrido si el avión para el cachondeo hubiera sido requerido por el ex presidente Rajoy. Se hubiera montado la parda. Menos mal que era un sieso pero honrado. Aquí se siguen los pasos de sus antecesores: Guerra, en el muystère para ir a una corrida de toros y Bono en helicóptero con toda su familia en Sierra Nevada y usted, con su novia, la doctora Muelas, en coche de alta gama como debe ser y cuando se puede.

Dice buen mi amigo Pedro Vera Gallego que «el socialismo se acaba cuando se termina el dinero de los demás». Mi santo padre, que también fue militar como el caballero de la Benemérita antes citado, sostenía que «el arma más poderosa del socialismo es la mentira». Si lo sabrá usted que ha estado 40 años como director de información parlamentaria de TVE. Y Alfonso Guerra definía así -en los debates constitucionales del 78- a los miembros de la UCD: «Estos tíos son unos golfos». Pero se le escuchaba más por su espontaneidad que por su mala hostia. Cafelitos de mi hermano aparte.

Nadie se acuerda, o no quiere recordar, el ingreso en prisión de varios ministros de Felipe con motivo del Gal, Filesa, Time Export o el BOE, siendo de mi indulgencia José Barrionuevo, cuyas diligencias llevó a cabo mi compañero de promoción Leopoldo Torres Bourseault. Aquí, lo suyo, es tirar por tierra al centro-derecha, el PP, que debe ser desterrado para nunca jamás. En esas están. Pero no sólo el partido conservador, sino la Monarquía toda. Este Frente popular va derecho a la anarquía o directo a la democracia bolivariana. El ególatra Sánchez miente más que habla. Y las elocuentes bajadas del paro se las anota en su haber personal, ante la aquiescencia de una prensa mansurrona que sigue los pasos de baile de la 4ª, la 5ª y la 6ª, mambo. El intruso de la Moncloa afirmaba que estaba para convocar elecciones. Pero al pazguato bondadoso y bobalicón no se le echa ni con aceite hirviendo.

A estos especimenes ilusorios les sobran los malos sueños, como casi a todos los guripas que se suponen políticamente correctos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído