ANÁLISIS

Rafael López Charques: «De vacaciones»

Rafael López Charques: "De vacaciones"
Mascotas, perro, playa y vacaciones. PD

Llegó el mes preferido para las vacaciones, por lo que nuestro presidente por carambola, se ha apresurado a dar ejemplo a todos los ciudadanos cogiéndolas ya. Es lógico teniendo en cuenta que las mismas son un derecho de todo trabajador español.

No obstante, aún con buena intención, es inevitable que surjan algunas preguntas.
La primera, ¿Cuánto van a durar las suyas?, según parece unas tres semanas. Es curioso, en nuestro país el tiempo de las mismas es, en todos los sectores, proporcional al trabajado; en consecuencia el que solo haya currado dos meses (como el presidente), solo tiene derecho a cinco días libres, a no ser que existan privilegios anti igualitarios y por tanto antidemocráticos, de los que gocen algunas personas, cosa inimaginable.

Otra incógnita. Las vacaciones, son un premio o pago en especie, consistente en un descanso remunerado por el trabajo realizado. Pregunta, ¿qué labor ha desarrollado el presidente desde que le tocó la lotería del puesto? Es de difícil respuesta, pues dejando de lado sus actuaciones para la galería, no se encuentra que haya hecho algo positivo e interesante para el país.

Esperemos que disfrute este mes y que vuelva, no con renovadas fuerzas porque poco las consumió, si al menos con el ánimo de hacer algo serio para España. En cualquier caso, hay que ser escéptico en cuanto a ello, porque como decía un viejo político gallego, ya fallecido, lo que no se hace antes del verano no se hace después del verano. No olvidemos que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Es de suponer que aprovechará su tiempo, de merecido descanso, para idear como seguir pagando los intereses de la hipoteca que suscribió para llegar a su actual empleo, como ha hecho hasta ahora.

En el BOE número 183 del diecisiete del pasado mes de julio, apareció lo siguiente: «Resolución de 17 de julio de 2018, del Instituto Cervantes, por la que se publica el Convenio con la Universidad de Lleida, para colaborar en la formación de profesores en el ámbito de la enseñanza del español como lengua extranjera» Si, no se asombren, es una de las numerosas cuotas de las deudas que el gobierno de la nación está pagando desde hace dos meses, … y las que le quedan pendientes de abonar.

Mirando el lado positivo de las cosas, debemos agradecer que nos informen oficialmente, de que el idioma español, en una parte de España como es Cataluña, tiene la consideración de lengua extranjera. Nunca te acostarás sin saber algo nuevo.

En la denominada «Declaración de Barcelona», base que utiliza el gobierno central en sus relaciones con el autonómico catalán, consta la intención de admitir las aspiraciones nacionales de los golpistas catalanes, lo que unido a ciertas manifestaciones del presidente del primero, como es la de contemplar la pretendida singularidad o identidad de Cataluña en la Constitución, nos deja pocas dudas en cuanto al camino emprendido y a donde vamos a llegar si seguimos así, pero claro las deudas contraídas hay que pagarlas.

También hay que pagar, por ejemplo, el incremento masivo de todo tipo de cargos, con sueldos de campeonato, en el gobierno separatista, que se hace con dinero de todos los españoles, aunque para ello hay que dejar sin fondos a la UCO de la Guardia Civil, cosa que no tiene la mayor importancia porque así no podrán indagar ciertos asuntos (hablando claro, no molestarán).

Tranquilos, no nos sorprendamos ya por nada, hasta ahora solo hemos tenido el aperitivo. Prepárense para el banquete con el que quizás nos sorprendan el día de los Santos Inocentes.

Raloch

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído