ANÁLISIS

Rafael López Charques :»Cortina de humo»

Rafael López Charques :"Cortina de humo"
El Papa Francisco. VT

Nuestro actual gobierno por chorra, preocupadísimo por el bienestar común, razón por lo que son los primeros en experimentar lo que es el buen vivir, está azuzando estos días una cuestión que, indudablemente es la preocupación máxima de todos los españoles, y hasta que se resuelva nos tendrá sin poder dormir.

El tema es la exhumación de un cadáver que lleva enterrado cuarenta y tres años, por lo que más de la mitad de la población actual española, no fue contemporánea de esa persona, y una proporción notable no habían llegado a la adolescencia cuando falleció.

Sin embargo el gobierno modificará por decreto-ley la legislación existente para poder realizar sus planes, justificándolo en base a urgente necesidad. Bien es cierto que dicha medida estaba en su ideario, pero también están muchas otras, más cruciales para el país, que seguramente nunca se materializarán, o cuando les llegue su turno. En cualquier caso la justificación es ridícula.

También dejan entrever, que es para evitar que la familia pueda retardar o paralizar la exhumación en los tribunales

Como «piensa mal y acertarás», es muy razonable sospechar que toda la operación no es más que una cortina de humo para tapar otros problemas reales, al tiempo que se pone entre la espada y la pared a una persona.

Según los cálculos, si la operación le sale bien al gobierno, la exhumación podrá tener lugar en otoño. ¡Qué casualidad! Será en las fechas en que el separatismo catalán, tiene previsto echarle un fuerte pulso al Estado. Esos son los rumores, que las actuaciones de los independentistas hasta ahora, puede quedarse en poco más de un juego de niños con lo que puede ocurrir. En tales circunstancias le vendría como anillo al dedo al gobierno, que la ciudadanía se enfrascase en un asunto, que resucitaría las dos Españas, desentendiéndose de lo verdaderamente grave, el peligro de la ruptura territorial, que por indolencia, miedo o conveniencia de mantener el poder, no sabe, no quiere o no se atreve a atajar.

Hay una segunda cuestión, no menos importante. Según la opinión de expertos en derecho constitucional e internacional, en caso de que la familia del finado no acceda al traslado del cuerpo, como hasta ahora parece que ocurre, en base a los Acuerdos vigentes con la Santa Sede, de época ya constitucional, podría llegarse a que fuese el Papa de Roma la persona que tuviese que autorizar o no la exhumación.

¿Se imaginan la situación? Si accediese, rodos los izquierdistas de pacotilla proclamarían a los cuatro vientos que hasta la Iglesia los apoya ¡Menuda propaganda! En caso contrario, no sería más que una clara evidencia de que es una institución fascista. O gano por un lado, o gano por el otro. Jugada maestra.

Claro está que el gobierno sigue también preocupado por otras muchas cuestiones, por ejemplo el paro. Prueba de ello es que para reducirlo ha colocado en puestos importantes de la administración, a la mitad de los miembros de su ejecutiva, cobrando sueldos que es de suponer nada despreciables. Puestos manos a la obra, también ha dado empleo a familiares o allegados.

Por último advirtamos que las cortinas a veces no son de humo, son de no es no.
Como hay que fomentar el consumo, motor de la economía, se viaja a un festival en avión oficial (se consumime combustible). Si se pagaron horas extras, (extremo desconocido), se incrementó la capacidad de consumo, mejor todavía. Previendo que se considere un tejemaneje, para evitar habladurías, que harían perder su precioso tiempo al gobierno en dar explicaciones, cuanto menos se sepa mejor, se declara secreto oficial y a vivir que son dos días. Además nadie tiene derecho a reclamar, porque el dinero público no es de nadie. ¿Lo han olvidado?
España, ¡Quien te ha visto y quién te ve!

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído