Análisis

Santiago López Castillo: «Uso y abuso de la TV»

Santiago López Castillo: "Uso y abuso de la TV"
Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias, alias El Coleta, estuvo más de media hora largando en TVE: la 1, la 2, 24 Hs., Canal Internacional. ¡Mambo! A cámara fija, de fotomatón.

– ¿Pero no sabía usted que se la había quedado a pachas con el fantasma de la Moncloa…?

Fue, según me cuentan, en un ejercicio democrático, viva la pluralidad y la libertad de expresión.

– ¡Franco, Francoo…!

Otra televisión que también transmitió el careto imperturbable del superpodemita fue Tele-Madrid, que de tanto manoseo va a dejar de ser pública para ser puta y callejera. Estos desgarramantas, más la 4, la 5 y la 6, mambo, que sacan los «temas» (dígase cuestiones) al unísono, todo contra el régimen pero sin el régimen; estos guripas, comenzaba a decir, son los artífices del desmembramiento de España al que, por supuesto, se sumaba -desde calendas grecas- Pedrito Sánchez, alias Todo por la Presidencia o reina por un día y la buchaca llena.

No es de extrañar que tanto el uno como el otro, la una como la otra -en este frenesí del uso pedorro del lenguaje sexista- sean los co-gobernadores imperantes y fraudulentos los que nos marquen las pautas. Miren, amigos lectores límpidos y sin adoctrinar, mis 40 años como periodista y responsable de los principales programas de informativos TVE me permiten asegurar que, desde los años 70, TVE estuvo tele-dirigida por la izquierda plena: UGT, CC.OO. y demás formaciones de izquierda, en especial el PSOE.

En mi responsabilidad como director de información parlamentaria, hube de llamar la atención a Rosa Mª Mateo, locutora, nada de periodista. Todas las tardes iba tomar café con Felipe González, usando para acceder al Congreso la credencial «al medio» («Parlamento»/ TVE), lo que reducía el pase de mi equipo puesto que únicamente teníamos acreditación personal el subdirector y un servidor.

– Tú puedes venir a tomar café con Felipe o con quien quieras, pero que la credencial te la dé el partido. Mi gente viene a trabajar y no a hacer relaciones sociales.

¿Me entiendes?

Posteriormente, y casi contra mi voluntad, influí para que mi amigo Enrique de la Mata, a la sazón presidente de Cruz Roja, la hiciera jefe de prensa de la oengé.

– No sabe ni escribir una carta- me comentó el ex ministro.

– Te lo dije, Enrique. Es una lo-cu-to-ra.

Yo he sido lo que he sido. El que informó de la Constitución al país, con 500 horas de debates en las espaldas. I Premio de la Constitución Española por unanimidad de los diversos grupos parlamentarios y no se dignarán -ni quiero- invitarme a los fastos del 40 aniversario de la Carta Magna.

Curioso: sólo las cadenas rusas de TV en castellano me piden que comente los grandes acontecimientos del país. Para hablar por TVE ya tienen al Coleta o su genial televisión, «La Tuerka».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído