ANÁLISIS

‘La secta del plagio’: Jiménez Losantos sacude una tunda a ‘El País’ que lo deja tieso

'La secta del plagio': Jiménez Losantos sacude una tunda a 'El País' que lo deja tieso
El periodista Federico Jiménez Losantos y Pedro Sánchez (PSOE). EP

La pieza es demoledora. Aparece este 21 de septiembre de 2018 en ‘El Mundo‘ y lleva un título elocuente: ‘La secta del plagio’.

En la columna, muy en la línea de lo que lleva varios días haciendo, Federico Jiménez Losantos plantea una tesis tan dura como provocadora: todavía peor que el plagio y las mentiras del socialista Pedro Sánchez, es el comportamiento profesional del diario ‘El País’ empeñado en tapar las vergüenzas del presidente del Gobierno y en echar basura sobre los periodistas y medios que han informado del asunto (El País, después de negar que Sánchez plagiase su tesis, ahora ‘descubre’ que fusiló párrafos de una conferencia).

  • Sólo una cosa supera la necedad infatuada del Presidente cum fraude: la fatuidad totalitaria de la secta prisaica, que sin citar siquiera el trabajo de investigación de los medios amenazados con los tribunales por La Moncloa, fingió ayer descubrir lo que un diplomático iba a denunciar: que el negro de Sánchez y coautor de un libro que reproduce básicamente la plagiotesis, le copió media conferencia.
  • A la negativa totalitaria, marca de la casa, a reconocer el trabajo de otros medios más diligentes y decentes, que durante seis días lleva insultando, añade la trola de que se usaron tres plagiómetros y no se detectó nada. Mentira podrida, como todo en la plagiotesis.
  • Las informaciones de los tres medios -EL MUNDO, Abc, OK Diario- a los que el okupa de La Moncloa dijo que llevará a los tribunales por «mancillar su honor» han demostrado que el trabajo del negrero Falconetti se limita a cortypegar informes oficiales y discursos de Sebastián, que niega ahora lo que un día reveló: el 90% del bodrio se hizo en su Ministerio, es decir, malversando el dinero de los españoles.
  • No en balde su jefe de Gabinete, Carlos Ocaña, firma como autor el libro del director Sánchez, antes tesis original, con un capítulo que es un artículo publicado un mes antes por Sánchez, la Presidenta y un vocal del tribunal que lo halló académicamente irresistible. También esto lo tapaba ayer el nuevo Izbestia.
  • Y como, insisto, lleva días insultando a los medios amenazados por Sánchez, soterró otro escándalo: Turnitin y Plagscan han denunciado que Moncloa manipuló sus plagiómetros. Plagscan dice que hay un 21%, no un 0,9%, de coincidencias y eventuales plagios y pide -en vano- a Moncloa el informe técnico del precocinado que aliñó la post-publicación de lo que, según Sánchez en las Cortes, ya estaba publicado.
  • Pero lo más sucio del «control de daños» de los publicistas del proyecto totalitario de sociatas, podemitas y catanazis, es que, al limitar su dizque investigación al libro, orillan la tesis. Un plagio, penoso en libro, es, en una tesis, falta que acarrea la pérdida del título de Doctor.
  • «Algo cutre», dijo ayer Iglesias, El Amigo de la Verdad, para el que publicar los datos reales de Plagscan era anteayer «irresponsable». «Un error subsanable», balbuceó Sánchez, que ahora quiere ir al Senado. Subsánalo largándote.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído