ANÁLISIS

Carlos Herrera pregunta a la Universidad cómo no retira ya el doctorado a Pedro Sánchez

"Hemos hecho del libro de Sánchez un superventas, nos tendría que dar parte de lo que gane"

Carlos Herrera pregunta a la Universidad cómo no retira ya el doctorado a Pedro Sánchez
Carlos Herrera (COPE y Pedro Sánchez (PSOE). EP

Carlos Herrera, el locutor más célebre de España, se caracteriza por muchas cosas y entre ellas por la de no hacer nunca prisioneros (VOX se querella contra Pedro Sánchez por plagiar ‘su’ tesis y hacerla con 3 ‘negros’).

Ni en la Cadena COPE, donde reparte estopa a mansalva cinco días por semana, ni en el diario ‘ABC’ donde publica este 21 de septiembre de 2018 una columna demoledora, preguntando a la Universidad Camilo José Cela cómo es posible que no haya retirado ya el doctorado al socialista Pedro Sánchez (De Prada despedaza la ‘fake tesis’ de Sánchez: «Es un bodrio y un pavoroso engendro escrito por un cantamañanas»).

«El gobierno de Sánchez, el que pasa de estar encantado de conocerse acariciándose el mentón recién afeitado ante el espejo del Romy, a amenazar a tres medios de comunicación por publicar las irregularidades de su tesis, esa que inexplicablemente no le ha retirado el chiringuito universitario que lleva el nombre del genio de Iria Flavia».

El retrato del sanchismo que hace Herrera se perfila en tres campos yuxtapuestos: el de la tesis, el de su campaña de celebración de cien días en Moncloa y, por último, el del bloqueo al Senado con una triquiñuela legal de incierto recorrido.

Sobre las tres escenas, el locutor desata unas críticas tan feroces como argumentadas que destrozan, por ejemplo, la propuesta de reforma constitucional relativa a los aforamientos:

«Tamaña muestra de valentía política está ya, a los tres días, en el desván de los tiestos: se difuminó, se desinfló, se disipó. De vez en vez, cuando alguien abra la puerta del desván para buscar un par de macetas viejas, se dará con la propuesta y se dirá: «¡Mira tú por donde aparece esto!».

Y concluye con una interpretación sobre el significado democrático de utilizar el subterfugio para sortear al Senado y sacar adelante los Presupuestos a cualquier precio:

«Si esa añagaza toma cuerpo y no sigue la suerte de las acciones autoenmendadas que han caracterizado la ejecutoria de esta banda, estaremos ante algo más que la pillería de un pícaro que fusila hasta el tebeo para ser doctor. No sería más que la maniobra de un Gobierno para atribuirse competencias que no le pertenecen con el fin de aprobar unos presupuestos que le permitirían permanecer en el poder y no convocar elecciones».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído