Análisis

Salvador Monzó Romero: «Del dicho al hecho»

Salvador Monzó Romero: "Del dicho al hecho"
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. EF

Si uno es «buena persona»,
Por más que esté afiliado a Podemos,
Ni aunque caliente poltrona,
Ni por ello esté en chirona,
Puede ser «un rojo», pues son dos extremos
Que no se pueden tocar, como dos remos;

A «un rojo» le es inherente,
Políticamente hablando se entiende,
El ser también mala gente,
Incompatible talmente
Con ser «buena persona», que aquí y allende
Los mares, la capa no hace al duende;

Llamarse «un rojo» por tanto,
No equivale a ser «un rojo», desde luego;
Es solamente un canto
A la moda, seña y santo
De quien a su huerto le falta un riego,
O en un convento no pasa de hermano lego;,

Llamarse o ser «un rojo»,
No es un buen augurio en cualquier caso,
Pues si se es: ¡mucho ojo
A su querencia al abrojo!;
Y si solo se llama: se le da paso
Al antro a gente que tiene algún atraso;

Como siempre se ha dicho
Que del dicho al hecho hay mucho trecho
No es igual ser un mal bicho,
O de la revancha un nicho,
Que llamarse tal solo por el hecho
De a sembrar en baldío sacar pecho;

Conclusión: Pasar por ser «buena persona»,
-No llamarse, que es pan de otra tahona-,
Siendo «un rojo», es tan solo…¡una encerrona!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído