Análisis

Salvador Monzó Romero: «Del dicho al hecho»

Salvador Monzó Romero: "Del dicho al hecho"
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. EF

Si uno es «buena persona»,
Por más que esté afiliado a Podemos,
Ni aunque caliente poltrona,
Ni por ello esté en chirona,
Puede ser «un rojo», pues son dos extremos
Que no se pueden tocar, como dos remos;

A «un rojo» le es inherente,
Políticamente hablando se entiende,
El ser también mala gente,
Incompatible talmente
Con ser «buena persona», que aquí y allende
Los mares, la capa no hace al duende;

Llamarse «un rojo» por tanto,
No equivale a ser «un rojo», desde luego;
Es solamente un canto
A la moda, seña y santo
De quien a su huerto le falta un riego,
O en un convento no pasa de hermano lego;,

Llamarse o ser «un rojo»,
No es un buen augurio en cualquier caso,
Pues si se es: ¡mucho ojo
A su querencia al abrojo!;
Y si solo se llama: se le da paso
Al antro a gente que tiene algún atraso;

Como siempre se ha dicho
Que del dicho al hecho hay mucho trecho
No es igual ser un mal bicho,
O de la revancha un nicho,
Que llamarse tal solo por el hecho
De a sembrar en baldío sacar pecho;

Conclusión: Pasar por ser «buena persona»,
-No llamarse, que es pan de otra tahona-,
Siendo «un rojo», es tan solo…¡una encerrona!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído